Cádiz

Los trabajadores de Menores "esperan hacinados sus traslados"

  • Culminaron 2009, un año que consideran "desastroso", con la incorporación en diciembre de un personal de refuerzo "metido con calzador" en apenas 50 metros

La espera se les está haciendo eterna. El lujo que significa tener tu puesto de trabajo en una zona tan céntrica ubicada en el corazón comercial de la capital se les queda insignificante. Creen que "así no hay quien viva", rememorando la conocida serie de televisión en el que al menos espacio había más que suficiente. Y eso es lo que les falta a los trabajadores del Juzgado de Menores de la calle San Francisco de Cádiz, espacio.

Es difícil repartirse 50 metros cuadrados entre tantos trabajadores, todos ellos más que necesarios dada la sobrecarga de trabajo que se vive en esta sede judicial que espera como agua de mayo su futuro traslado al palacio de la Audiencia Provincial.

Ven que de la cúspide de las Calesas les separa mucho más que la cuesta. Afirman que hacen lo que pueden pero "vemos que muchas veces esto es complicado por mucha buena voluntad que se ponga". Y de esta buena voluntad sabe mucho la magistrada juez sustituta que llegó a San Francisco el pasado mes de marzo. Sobre Ana Rodríguez Mesa cuentan sus trabajadores más cercanos que "está haciendo un esfuerzo sobrehumano para solucionar y sobrellevar las deficiencias tanto de espacio como de personal". Y que, gracias a ella, "algo mejor estamos".

Pero los nueve funcionarios del Juzgado de Menores, seis de plantilla orgánica, dos interinos de refuerzo, y uno de apoyo, esperan "hacinados en 50 metros de oficina", según argumenta el sindicato Comisiones Obreras (CC OO) en una denuncia que hace pública en la que insisten en su preocupación por las condiciones laborales de este colectivo judicial que cumple su jornada en la calle San Francisco.

El sindicato afirma que, en la actualidad, se incumplen "de forma grotesca" las más elementales normas de ergonomía y salud laboral. Y CC OO no duda en afirmar que la culpa corre a cargo de la Delegación de Justicia de Cádiz, que "les mantiene hacinados tras meter con calzador dos nuevos puestos de trabajo, de personal de refuerzo, que desde hace escasas fechas, y con prórrogas de un mes, colabora haciendo frente a la sobrecarga de trabajo de este órgano judicial de la capital". Para colmo, según denuncian desde el sindicato, "el funcionario de apoyo, nombrado para tres meses, prorrogable otros tres, no dispone ni siquiera de puesto de trabajo".

Comisiones Obreras exige a Justicia que tenga siempre presente el compromiso asumido por la consejera del ramo en noviembre del año pasado de trasladar el Juzgado y la Fiscalía de Menores al edificio de la Audiencia Provincial, "una vez que se lleven a cabo las pertinentes obras de adecuación del espacio".

Así las cosas, CC OO se ha dirigido por escrito al delegado de Justicia, Domingo Sánchez Rizo, recordándole "requerimientos", aún vigentes, de la inspección de Trabajo, en cuanto al cumplimiento de la normativa de salud laboral. Le piden, además, "que se efectúe cuanto antes la adecuación de las nuevas dependencias en la Audiencia Provincial, pues resulta imposible mantener esta situación de hacinamiento", a la espera de que, llegado septiembre, tal y como prevé la Consejería, pueda pasar esta oficina judicial en su nueva ubicación, donde quedará igualmente a la espera de la tan ansiada Ciudad de la Justicia.

El sindicato aprovecha también para expresar su temor a que se tome la decisión de suprimir los puestos de refuerzo, "de la escasa docena con la que cuenta la Administración de Justicia en la provincial de Cádiz, atendiendo a criterios de falta de espacio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios