Cádiz

"Que no nos tomen el pelo diciendo que lo van a recuperar"

  • Un ingeniero técnico agrícola ya alertó el 22 de enero al Consistorio sobre el árbol

La junta de gobierno local acordó por unanimidad, el pasado 8 de febrero, aprobar la propuesta de la concejala delgada de Parques y Jardines de requerir a la Junta de Andalucía, concretamente a las Consejerías de Cultura y Medio Ambiente, que informaran de manera urgente al Ayuntamiento de Cádiz del diseño del soporte necesario y adecuado para el drago del callejón del Tinte con el fin de "asegurar su estabilidad". La propuesta fue remitida a las sedes de la Consejería provincial de Cultura de la Junta de Andalucía en Cádiz y de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta en Cádiz. El escrito fue recibido el 27 de febrero en la primera y el 1 de marzo en la segunda. No obstante, días antes de que la junta de gobierno local aprobara realizar este trámite al considerar que existía riego de fractura y vuelco del drago, la Delegación municipal de Parques y Jardines recibió una misiva de un ciudadano que alertaba de la "preocupante inclinación" del árbol. Fue el 22 de enero cuando el ingeniero técnico agrícola José Antonio Barrio Tato presentó en el Registro General del Ayuntamiento esta carta: "Me dirijo a ustedes en relación al drago que hay en la calle Tinte en la antigua escuela de Bellas Artes. Es preocupante la inclinación que tiene el árbol y que va en aumento con el paso del tiempo. Creo que se le debe poner un soporte para evitar que llegue a caerse, como pasó con el drago que había en la Facultad de Medicina. Es el árbol más antiguo de Cádiz y creo que debemos protegerlo. Que no ocurra como con el drago de las Puertas de Tierra y luego tengamos que lamentarnos. Espero que se tomen interés por este asunto".

Barrio considera "una falta de responsabilidad tremenda" que se deje caer un árbol de casi 300 años "por falta de cuidados", y expresa su indignación con la delegada territorial de Cultura, Cristina Saucedo, que asegura que el drago es recuperable. "Que esta señora no nos tome el pelo diciendo que lo van a recuperar. Esto lo dice para evitar denuncias y hacernos esperar hasta que la gente se olvide. Me apuesto con ella lo que quiera a que el árbol no se recupera. Si se planta la base, no brotará porque la corteza no tiene yemas, y si se planta la parte superior, no agarrará porque el drago es un árbol que no se planta por esquejes. A este drago no hay ya quien lo resucite".

Asimismo, asegura sorprenderle que la delegada sea "tan inculta". Lo dice en referencia a las declaraciones que realizó el lunes afirmando que se ha caído por falta de luz y por la abundante agua de lluvia recibida. "Si el árbol ha vivido 250 años en ese patio, que no me diga ahora que el problema es falta de luz. El drago es un árbol que sólo crece por la parte superior, con lo cual, cuanto más antiguo es, más grande es su copa y, por tanto, más pesa. Este gran peso es lo que ha provocado que el drago se haya inclinando con el paso de los años. Y se cae si no le ponen un soporte como tienen los árboles del antiguo hospital de Mora". "Si se hubiese apuntalado cuando yo lo avisé, no se habría caído. Y tenía buena salud como para seguir vivo cien años más".

El ingeniero técnico agrícola manifiesta que lo que ha ocurrido con este ejemplar es "un claro delito ecológico". Es por ello que espera que la Fiscalía intervenga de oficio y lleven a juicio a los responsables. "Ya va siendo hora de que los políticos sean responsables de sus errores y de su incompetencia".

Al gaditano le queda el consuelo de tener en su casa un hijo del árbol caído. Su ejemplar tiene 12 años, y cuenta que él mismo cogió las semillas del drago del Tinte "porque esta especie vegetal es la que más me ha interesado siempre". Por último, alerta del abandono del drago que está próximo a la glorieta de Simón Bolívar.

Por su parte, el grupo ecologista Agadén también solicita que se depuren responsabilidades y que este suceso no quede en un triste episodio. "El ejemplar era el ser vivo más antiguo de nuestra ciudad, y se ha caído por dejadez, falta de coordinación entre administraciones y, sobre todo, falta de sensibilidad medioambiental. Hecho que no es nuevo", apostillan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios