Crisis del coronavirus

Una cadena solidaria para facilitar pantallas de protección a los sanitarios

  • La iniciativa Coronavirus Makers elabora las viseras en impresoras 3D y papelerías y copisterías aportan láminas de acetato

  • El establecimiento Zona Chip ya ha entregado 700 máscaras a los profesionales de los centros médicos de la ciudad

Un enfermero del Puerta del Mar con una pantalla protectora. Un enfermero del Puerta del Mar con una pantalla protectora.

Un enfermero del Puerta del Mar con una pantalla protectora. / D.C.

Una cadena solidaria está facilitando pantallas de protección a los sanitarios en su lucha contra el COVID-19. Todos a una y cada uno a lo suyo. Por un lado, la iniciativa Coronavirus Makers, que opera en toda España, organizada a través de la red social Telegram. En Cádiz, también. Un grupo de personas que desde sus casas y con sus impresoras 3D están elaborando los soportes o viseras para estas pantallas, ante la falta de material que padecen los hospitales españoles.

Por otro lado, varias empresas gaditanas están aportando las láminas de acetato que van delante de las pantallas de protección. Para que se entienda, son esas láminas que habitualmente se encuentran al inicio de las encuadernaciones en cuadernos de anillas. La Copistería San Rafael, que dirige en Cádiz Carmelo García, es una de las firmas que han donado acetatos. En este caso 5.000 láminas. También han aportado láminas, además de elásticos y alambres para mascarillas, la tienda StandArte, en la calle Emilio Castelar, del barrio de Astilleros, y la veterana Imprenta Rimada, de la calle Rosario, con más de 100 acetatos y cintas adhesivas. La copisteria e imprenta Copiarte, que se encuentra en el gaditano barrio de La Laguna, ha donado material plástico para que se puedan montar viseras de protección para los trabajadores de los hospitales de la provincia. Para ello, ha entregado todo el stock de láminas de acetato que tenía en su establecimiento de la calle Pintor Zuloaga. Incluso profesores gaditanos como Loli y Paco, profesores gaditanos que trabajan en institutos de San Fernando y Chiclana,  tienen impresoras en sus casas y están elaborando mascarillas en 3D para donarlas.

Las pantallas ya han llegado al hospital Puerta del Mar. Enfermeras de este centro han agradecido en las redes sociales la labor de estas empresas gaditanas. La empresa gaditana Europea Group también está produciendo y donando pantallas de protección impresas en 3 dimensiones para los profesionales sanitarios, que han sido ya probadas en el hospital universitario Puerta del Mar de Cádiz, y que serán enviadas a otros lugares esenciales a medida que se fabriquen más unidades. Esta semana se espera llegar a las 1.000 unidades a medida que se adquieren más impresoras 3D. También se pretende replicar este proyecto en otras zonas geográficas.

Asimismo, Navantia ha puesto sus recursos y experiencia en fabricación aditiva (impresión 3D) a disposición de las administraciones públicas para aunar esfuerzos y apoyar en las necesidades surgidas en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

Otro comercio gaditano que también se ha puesto manos a la obra para colaborar con la elaboración de máscaras de protección para profesionales sanitarios es el establecimiento Zona Chip, que está especializado en la reparación y venta de patinetes eléctricos. Eugenio Belgrano, uno de sus socios, explica que durante los días en los que esta tienda estuvo abierta en plena crisis del coronavirus "hicimos unas máscaras de protección para nosotros con las impresoras 3D que tenemos". Sin embargo, por el cierre temporal de la tienda, decidió empezar a fabricarlas para ayudar a los profesionales que están peleando en la primera línea contra el coronavirus. Para ello, están contando con la colaboración de varios miembros de la Asociación para la Movilidad Personal y Ecológica de Cádiz (AMPEC). Los miembros de este colectivo están trabajando con 15 impresoras 3D en sus hogares, a las que se unen las tres con las que cuenta Zona Chip en su local en la avenida Cayetano del Toro para la fabricación de las piezas de las máscaras. 

Así, en el establecimiento se están ensamblando las piezas que han creado con el material propio que han aportado y el que han recibido de diferentes tiendas de la ciudad. Belgrano asegura que ya ha entregado unas 700 máscaras de protección a profesionales de los diferentes centros sanitarios de la ciudad, Policía Local, trabajadores de las ambulancias y empleados de la Residencia Provincial de Mayores Matía Calvo. A un ritmo de fabricación de unas 100 máscaras diarias, Belgrano afirma que va a seguir con la entrega directa de estos elementos de seguridad porque "a las trincheras no está llegando el material de protección". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios