Cádiz

El sol deja dinero

  • La ocupación hotelera en Cádiz creció un 10% de Domingo de Ramos a Miércoles Santo Horeca habla de beneficios en la hostelería "como hace 15 años"

El sol es de los escasos generadores de riqueza que quedan en la capital gaditana. Que se lo digan a los hoteles y a la hostelería, que esta Semana Santa han notado un considerable aumento de sus ganancias con respecto al mismo periodo del año pasado. Así lo atestiguan las cifras ofrecidas ayer por la patronal hostelera (Horeca) en cuanto a la ocupación hotelera. Los hoteles de Cádiz han vivido un incremento del 10 por ciento en comparación con 2014 en las pernoctaciones de Domingo de Ramos a Miércoles Santo. Concretamente de un 77,25 por ciento de ocupación en 2014 se ha pasado a un 87,80 este año. Menor ha sido el aumento en el periodo entre Jueves Santo y Domingo de Resurrección, de 88,99 a 90 por ciento, aunque incremento al fin y al cabo.

En cuanto a la hostelería, el presidente de Horeca, Antonio de María, aseguraba ayer que los rendimientos económicos han estado "a la altura de hace 15 o 20 años, mucho antes de llegar la crisis". Consideró como "determinante" la climatología, que permitió que las terrazas "estuvieran abiertas y muy concurridas hasta cerrar por la madrugada". Reconoció que la bonanza del clima ha venido acompañada "de una ligera recuperación económica" como causantes de los buenos números alcanzados por la hostelería en la Semana Santa. Sobre la Madrugada del Viernes Santo, en la que la marcha de dos cofradías se ha notado en el ambiente de la calle y en las ganancias de los bares, De María advertía que "el público es de costumbres y ya hace años que, debido a las pocas veces que ha hecho buen tiempo en Semana Santa, suele retirarse después de la salida de la cofradía de El Perdón. Este año, hasta esa hora había mucha afluencia en bares y restaurantes. Confío en un periodo de bonanza climática y en la mejora de los bolsillos de los clientes para mejorar estas cifras tanto en hoteles como en la hostelería". También apuntó que sin las procesiones en las calles, el número de turistas no sería tan alto, dándole así importancia a la celebración de los cultos externos de las hermandades como atractivo para los visitantes.

El presidente de Horeca afirmó que desde el verano de 2013 "se viene notando un incremento de ingresos en épocas fuertes como la Semana Santa o el verano". Como ejemplo, explicó que el segundo fin de semana del pasado Carnaval 2015 registró un aumento de nueve puntos en la ocupación hotelera respecto al mismo fin de semana de 2014. Todo esto, según De María, ha posibilitado la creación de puestos de trabajo en los sectores que Horeca controla.

En sintonía con las buenas sensaciones del dirigente de Horeca, Josefa Díaz, presidenta de la AETC (Asociación de Empresarios Turísticos de Cádiz), hablaba ayer de una Semana Santa "espectacular en todos los aspectos: en clima y en calidad de clientes". Sobre los profesionales del colectivo que preside, Díaz dijo que "se ha trabajado mucho con grupos enseñando la ciudad y aprovechado este gran repunte, gracias a Dios". Añadió que el dinero "en casa no genera riqueza" y que "parece que hay más alegría en los bolsillos".

La también propietaria del Hotel Las Cortes hizo hincapié en que el turismo "es ahora la mayor industria de Cádiz y hay que aprovecharla y luchar por ella". También admitió que la celebración de las procesiones influye como atractivo para los turistas, llegando a asegurar que "más de la mitad de las personas vienen con la intención de conocer la Semana Santa gaditana".

Por su parte, el teniente de alcaldesa delegado de Turismo, Bruno García, se mostraba "satisfecho" por los datos ofrecidos desde Horeca y, en lo que respecta a su parcela, destacaba que en las oficinas de turismo repartidas por la ciudad se había registrado un incremento de un cuatro por ciento de personas atendidas con respecto a la Semana Santa de 2014. El turismo nacional ha predominado, destacando las comunidades de Extremadura, Madrid, Cataluña y País Vasco como principales orígenes de los visitantes. Las tres últimas son precisamente en las que el Ayuntamiento de Cádiz pone más empeño en la promoción de los encantos de la ciudad. Estos datos, a juicio de Bruno García, son "esperanzadores", pues hacen pensar a la Delegación de Turismo "en lo que puede ser el próximo verano".

El edil recordó que los datos de 2014 fueron "muy buenos", aunque ayudados por el hecho de que la Semana Santa cayó en plena temporada alta de cruceros, de ahí que otorgue más valor a las cifras de 2015, con menos cruceros en Cádiz. García concluyó que la combinación del buen tiempo, el valor cultural y tradicional de las cofradías, las playas de la ciudad y la subida de la tendencia en el consumo ha sido la clave para el éxito económico obtenido esta Semana Santa. Las buenas cifras en materia de turismo se mantendrán en los meses de abril y mayo con la llegada de 83 cruceros al puerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios