Cádiz

Los socorristas de las playas denuncian "dejadez" por parte de la empresa

  • Afirman que las telecomunicaciones fallan a diario y los coordinadores se sienten "impotentes" y "desbordados"

El comité de empresa de socorrismo de las playas de la ciudad denuncia "abandono" y "dejadez" por parte de la empresa concesionaria del servicio de salvamento y socorrismo en las playas de Cádiz, Ebone S.L., ante los problemas que se están encontrando los trabajadores y que achacan al bajo presupuesto con el que cuenta (cien mil euros menos de lo presupuestado en el pliego técnico), que "roza las ofertas temerarias" y repercute en los usuarios y trabajadores.

Entre los problemas a los que se refiere, se encuentra el de las telecomunicaciones, que "están dando fallos a diario", destacando Santa María del Mar y, sobre todo, La Caleta como las playas más perjudicadas. En una nota de prensa, el comité señala que esta última se encuentra casi incomunicada de las demás porque la señal no llega. Ponen como ejemplo un fallo el pasado fin de semana, cuando uno de los coordinadores dio la orden a la embarcación de la zona de Isecotel de zarpar para un rescate y la señal no llegó.

Además, el comité afirma que los coordinadores se sienten explotados. "La empresa no ha colocado a ningún responsable de logística y administración, ni posee una oficina en Cádiz, por lo que los coordinadores están teniendo que sobrepasar sus funciones para que el servicio pueda ponerse en marcha y funcionar", detalla, añadiendo que "no hay un vehículo con condiciones óptimas para avituallar los botiquines, hay coordinadores que no poseen móvil de empresa y han tenido que usar sus móviles personales para realizar gestiones. Se sienten abandonados a su suerte en muchas cuestiones que no les compete resolver".

Otra dificultad que apunta es que la empresa no les facilita una tarjeta para realizar compras de materiales y para repostar. Así, indican que "en los próximos días se podrían producir problemas de repostaje de combustible para las embarcaciones y vehículos quads debido a la forma de racionar el dinero y la mecánica de administración de la empresa".

"Los coordinadores se sienten impotentes, desbordados e infravalorados de acuerdo con las funciones que están realizando y el salario que cobran, y sin medios materiales para repartir materiales, sin el respaldo de la empresa para muchas cuestiones logísticas y administrativas que muchas de ellas no les competen, pero que se ven obligados a realizar para la buena marcha del servicio", recoge el escrito, que asegura que los trabajadores están "ante un abandono y dejadez por parte de la empresa, que nos sorprende respecto a un servicio importantísimo".

A nivel laboral, denuncia que la empresa se niega a asumir el coste de la hora extra estipulado en el convenio vigente alegando que no posee liquidez, "con lo que ello supone teniendo en cuenta que es tan sólo el primer año de servicio de la empresa Ebone S.L. en las playas de Cádiz". Añade que los contratos de los trabajadores que empezaron el servicio en junio aún no están disponibles, que se han entregado cremas de protección solar por cada tres personas en lugar de individualmente y que aún están a la espera de saber quién es el técnico de prevención de la empresa y de que se realice el Plan de Evaluación de Riesgos Laborales.

"Si la situación continua así, nos tememos que a medida que avance el verano la calidad de la prestación del servicio pueda empeorar, así como el cumplimiento de ciertos derechos laborales, y que haya que adoptar otro tipo de medidas legales", afirman desde el comité de empresa, que espera que "los técnicos municipales actúen convenientemente y a la mayor brevedad posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios