declaración cádiz 2012

La sociedad gaditana quiere recuperar su lugar en el mundo

  • El abogado y jurista Patricio Pemán y la catedrática de Economía, Pepita Fernández Arufe, apoyan con sus discursos la importancia de la primera Carta Magna española y reivindican el papel de Cádiz

Comentarios 7

Que Cádiz recupere su lugar en el mundo, que sea el mascarón de proa de la Europa más liberal, la ciudad constitucional por excelencia. Que más allá de la celebración del Bicentenario de La Pepa, que una vez pasen los fastos y las visitas importantes, que cuando se hayan apagado las fanfarrias de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, quede una ruta, un camino que seguir, un horizonte hacia el que encaminarse. Eso es lo que diferentes entidades de la sociedad civil gaditana, encabezadas por el Foro de Debate Cádiz 2012, el Ateneo de Cádiz y la Asociación de la Prensa, pretenden con la denominada Declaración Cádiz 2012, que fue presentada ayer en la sede de la APC y que pretende conseguir una Resolución Específica de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en la que se designe a la capital gaditana como sede permanente del constitucionalismo.

Ante un numerosísimo auditorio, Fernando Santiago, presidente de la APC; Ignacio Moreno, su homólogo del Ateneo de Cádiz; Andrés Contreras, presidente del Foro de Debate Cádiz 2012 y los ponentes Patricio Pemán, abogado del Estado, jurista especialista de la Constitución de Cádiz y miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación; y Josefa Eugenia Fernández Arufe, catedrática de Economía Aplicada, defendieron estas propuestas y recordaron la trascendencia de la primera Carta Magna del país, la única Constitución no revolucionaria que fue aprobada por mayoría y que fue tomada como bandera por otros países. De hecho, los piamonteses gritaban Viva Italia, Viva el Rey, Viva la Constitución de Cádiz durante su lucha por la unificación.

Aunque este medio ya publicó en su día el texto de la Declaración de Cádiz 2012 íntegro, a continuación reproducimos algunas de sus peticiones más destacadas, como por ejemplo que la Cumbre apoye la creación y residencia en Cádiz de un organismo internacional dependiente de Naciones Unidas configurado como la Organización Mundial del Constitucionalismo (OMC); la creación de un Archivo Constitucional de los Estados Iberoamericanos; que se constituya en Cádiz una Academia Constitucionalista Iberoamericana y una Real Academia Española de Estudios Constitucionales; la designación de Cádiz como Patrimonio Mundial de la Humanidad; que la Cumbre apoye que Cádiz sea sede del Foro Empresarial Iberoamericano; y que sea sede de las delegaciones en Europa de organismos como Mercosur o Unasur. Además, la declaración pide a instituciones como la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) su apoyo para tratar de conseguir una resolución específica de la Cumbre.

Tras una breve intervención de Fernando Santiago, recordando los orígenes de esta iniciativa que pretende sobre todo "empujar para conseguir un Cádiz mejor", fue Andrés Contreras quien se mostró satisfecho por poder contar con ponentes tan preparados y excusó la ausencia de José Pedro Pérez-Llorca, que hoy asistía en Madrid a una reunión del Patronato del Museo del Prado del que recientemente ha sido nombrado presidente.

Ignacio Moreno, presidente del Ateneo, leyó un discurso que arrancó diciendo que "con independencia de las actividades encaminadas a recordar lo que sucedió en 1812, está siendo una oportunidad para la difusión de Cádiz a nivel internacional. Y esta difusión no es por una circunstancia gratuita. La historia pasa…pero es la semilla del futuro", y tras hacer un repaso por el camino que ha sido necesario hasta alumbrar esta Declaración Cádiz 2012 indicó que "es el derecho y el deber de la ciudadanía gaditana solicitarlo y ver satisfechas sus pretensiones en justa correspondencia al liderazgo en cuanto a convivencia, acogida e historia presenta la ciudad de Cádiz".

Patricio Pemán por su parte se dedicó en su intervención a profundizar en la Constitución gaditana desde el punto de vista jurídico, "porque no se puede eludir que antes que nada es la primera ley, sin por ello desmerecer su valor histórico e incluso filosófico".

Recordó las penurias para redactar aquella Carta Magna en una época en la que apenas si había unos pocos folios y un tintero, y ante el peligro que suponía el asedio francés, cuyas bombas llegaron a causar la muerte a un funcionario de Las Cortes.

No quiso entrar en demasiados detalles pero sí que se preguntó "¿quién convocó en realidad aquellas Cortes?, ¿alguien puede sustituir al Rey?", para relatar después que fue el poeta Manuel José de la Quintana el encargado de realizar aquel edicto. "Aquella Constitución nació con un esqueleto jurídico débil o achacoso, pero, sin embargo, en Europa aún se habla del espíritu gaditano, que es la esencia del espíritu liberal".

Por su parte Pepita Fernández Arufe destacó que gracias a todas las culturas que han pasado por esta ciudad, gracias a su puerto cosmopolita, a oírse muchas lenguas por sus calles, "surgió una potente burguesía gaditana".

Habló sobre todo de economía, de la "primera crisis de la época de la globalización que nos ha sorprendido" y de que, cuando se salga de ella, "porque saldremos", Cádiz y la Bahía "deben intentar estar en posición ganadora". "Lo que aquí se presenta es nuestra contribución para ir en esta dirección y que estas propuestas sean elevadas como resolución por la Cumbre Iberoamericana".

"La situación económica de Cádiz no es buena, por ejemplo la actividad de su muelle ha descendido un 15,5% en el tráfico de contenedores, pero por eso necesitamos a destacados emprendedores, pensar en invertir en turismo, en cultura, en educación, investigación. Conseguir que lo que se presenta sea una buena base para dar esquinazo a esta crisis pavorosa".

Tras su intervención se abrió un animado debate en el que los presentes realizaron diferentes preguntas a los ponentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios