Cádiz

Los sindicatos insisten en que la regla no es ninguna enfermedad

Una chica, durante una manifestación a favor de la mujer.

Una chica, durante una manifestación a favor de la mujer. / Antonio Pizarro

Garantía de acceso al aborto en el hospital público más cercano, fin de la exigencia del consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años, baja laboral por reglas incapacitantes y un permiso retribuido a partir de la semana 39 de embarazo son los temas que llegan este martes al consejo de ministros.

Por el camino se queda la reducción del IVA en los productos de higiene íntima como las compresas y los tampones pero temas como la tipificación de la baja laboral ante una regla incapacitante lograrán cruzar la línea de meta tras una lucha histórica que nunca ha quedado exenta de polémica.

La responsable de Igualdad y Políticas Sociales de la ejecutiva del UGT, Aurelia Morales, minimiza el problema ya que se pregunta que si el problema estaba en tipificar esa figura, “que se tipifique, porque si una persona no se encuentra bien para trabajar debe tener derecho a la baja laboral”.

Estante de un supermercado con productos de higiene íntima Estante de un supermercado con productos de higiene íntima

Estante de un supermercado con productos de higiene íntima

Además, hace especial hincapié en que la regla no es ningún tipo de enfermedad sino que se trata de un proceso fisiológico durante el que muchas mujeres sufren muchos dolores y desarreglos que la anulan para llevar a cabo cualquier tipo de trabajo. “No se debe estigmatizar a nadie por eso sino que lo que hay que hacer es regular una baja por esa causa, es algo que creo incuestionable”.

De hecho, Aurelia Morales es enfermera y admite, como mujer y como sanitaria, que la menstruación viene emparejada en muchos casos a un dolor “del tipo cólico porque el útero es un órgano y para contraerse para expulsar la sangre menstrual puede provocar un dolor del tipo cólico y éste puede llegar a ser muy fuerte e incapacitante”.

“No es ninguna enfermedad propia de las mujeres y hay que dejarlo claro para que los empresarios no lo vean como un problema a la hora de contratar a alguien”, estima Morales.

Por su parte, la responsable del área de Mujer de CCOO de Cádiz, Silvia Gómez, afirma que es la Seguridad Social la que tiene que hacerse cargo de los costes que conllevan estas bajas relacionadas con la regla “para que no supongan un coste añadido para el empresario”.

Silvia Gómez indica que no se puede observar esta cuestión como una causa más de absentismo laboral, ya que “le recuerdo que una baja repercute en todo, en los pluses, complementos, en el salario a final de mes y, al fin y al cabo, en la capacidad de que me contraten o no”.

Aun así, la representante sindical incide en que la regla incapacitante es algo que afecta directamente a un grupo reducido de mujeres y no a todas. “Son dos o tres días en los que la regla se puede convertir en cólico, vómitos, diarreas y dolores muy fuertes e incapacitante”.

Y para evitar que esta tipificación se traduzca en un obstáculo a la hora de contratar a una mujer, la representante de CCOO indica que “la mejor manera de evitarlo es dejarlo siempre en manos de un médico que sepa cuantificar si se trata de un caso incapacitante o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios