Contenido Patrocinado

Los seguros a todo riesgo mas económicos de las diferentes compañías

Los seguros a todo riesgo mas económicos de las diferentes compañías Los seguros a todo riesgo mas económicos de las diferentes compañías

Los seguros a todo riesgo mas económicos de las diferentes compañías

España es uno de los países en los que el parque automovilístico está más envejecido. Por ello, no es de extrañar que cada vez más españoles busquen información sobre los seguros a todo riesgo, tanto si disponen de un coche con muchos años a sus espaldas como si han decidido deshacerse de él y han adquirido uno completamente nuevo o de segunda mano.

Los vehículos españoles, los más envejecidos

La edad media de los automóviles que circulan por las carreteras españolas no es demasiado joven. Al menos, no tanto como la de sus vecinos europeos. De hecho, según las cifras que maneja la DGT, en la actualidad hay hasta 6 millones de vehículos que superan la veintena. En total, se estima que en estos momentos el parque automovilístico español se encuentra alrededor de los 33 millones de vehículos y, tan solo en la última década ha envejecido en un 50%, lo que supone un porcentaje muy llamativo. Como anécdota, en el extremo más longevo de la línea del tiempo se encuentra un coche matriculado en el año 1901 que, curiosamente, todavía sigue en activo. Por zonas, nos encontramos que es Cuenca donde la edad de los vehículos es la más anciana de todo el territorio español y en Madrid, donde los vehículos que circulan son, de media, más jóvenes.

Por otra parte, de la constatación del envejecimiento que sufren los vehículos españoles se extrae en consecuencia que, por lo tanto, el español tiene una de las flotas más contaminantes y también más inseguras. ¿Por qué? La respuesta se encuentra en dos aspectos: por un lado, cuanto más joven es un coche menos contaminante resulta. Por otra parte, los coches nuevos disponen de sistemas de seguridad más modernos y eficaces, lo que los convierte en más seguros.

En cualquiera de los dos casos, tanto si disponemos un vehículo recién comprado como si decidimos tirar un par de años más con nuestra reliquia, disponer de un seguro es esencial. Si es nuevo, el seguro nos cubrirá cualquier pequeño imprevisto que estrague nuestra nueva adquisición y la seguridad de los que la disfrutan. Si nuestro coche lleva unos cuantos cumpleaños encima, asegurarlo nos permitirá estar tranquilos ante cualquier percance que pueda sufrir en carretera.

Elegir el seguro más económico para tu coche

No obstante, cuando nos lanzamos a la búsqueda del seguro que mejor se adapta a nuestra situación y a la de nuestro coche, nos encontramos con una inmensa oferta en el mercado, no siempre fácilmente clara y comprensible. Como resultado, muchas veces nos vemos en un mare magnum de información que nos imposibilita tomar una decisión y, lo más importante, estar seguros de la misma. Antes de nada, debemos saber que el seguro más económico no será el que menos gasto implique, sino el que mejor cubra nuestras necesidad al menor precio. Así mismo, es esencial que cuando contratamos el seguro de nuestro coche gocemos de toda transparencia: en primer lugar, para asegurarnos de que cumple con nuestros requisitos y, en segundo, para evitar sorpresas poco deseadas en el futuro. Por ello, cuando antes de contratar un seguro de coche es importante que reflexionemos, al menos, sobre los siguientes aspectos:

  • El tipo de seguro: lo primero que debemos decidir es el tipo de seguro que queremos para nuestro vehículo. Aunque en el mercado existe una gran variedad, uno de los más habituales es el conocido seguro a todo riesgo. Su fama reside en gran medida en las prestaciones, muy completas que presenta: además de cubrir a terceros (tal y como marca la ley actual), el seguro a todo riesgo cubre también los daños propios de nuestro turismo. Así mismo, según las compañías y las ofertas concretas que oferten cada una de ellas, este seguro puede incorporar también otras prestaciones complementarias.
  • La implicación económica, los seguros más económicos: que va a tener sobre nuestro bolsillo. Aunque que nuestro coche disponga de un seguro es un punto indiscutible, sí que es un aspecto importante hacer una valoración de cuánto va a suponer para nosotros. Por lo general, antes de contratar el seguro de nuestro coche podemos saber la cuantía exacta que nos va a suponer y esto ayudará a que, junto con el punto anterior, podamos decantarnos por una modalidad u otra.
  • El uso del vehículo: a la hora de contratar un seguro, es importante valorar el uso que se hará del vehículo. En este sentido, es importante tener en cuenta en que zonas y con qué regularidad se usará, pero también quienes van a conducirlo y que experiencia tienen como conductores. No será lo mismo si el seguro está pensando para, por ejemplo, nuestro hijo que acaba de sacar el carnet que si lo es para una persona con mayor experiencia al volante.
  • La comparación de ofertas: tanto para comenzar a identificar las ofertas que más se ajustan a nuestra situación, como para tomar una decisión tras haber realizado ya un primer análisis del mercado, recurrir a comparadores de seguros puede resultarnos de gran ayuda.