Cádiz

La saturación en Urgencias empieza a convertirse en algo 'crónico'

  • Sindicatos denuncian la situación que se ha vivido en el Puerta del Mar las últimas semanas por falta de camas. Responsables del hospital aseguran que está abierto al 100%.

Las camas que permanecían cerradas han provocado que estas navidades se hayan saturado los servicios de Urgencias del Hospital Puerta del Mar en varias ocasiones, según denuncian el Sindicato de Enfermería (Satse) y el Sindicato Médico (SM). La dirección del centro sanitario anunciaba ayer la apertura de camas "al cien por cien" y aseguraba que la situación que se ha dado "no es anómala respecto a otros años".

Desde el SM relataban que, por falta de camas, "se ha demorado la hospitalización de los enfermos y esto ha condicionado que en Observación, desde mediados de diciembre hasta ayer -por este domingo 12 de enero-, hayamos vivido momentos de casi colapso". Algún profesional de Urgencias reconoce que ha habido momentos puntuales en los que "no dábamos abasto".

En las últimas semanas, según el SM, varios días -entre ellos, este pasado sábado 11 de enero- han llegado a tener 21 enfermos en Urgencias, cuando sólo hay 16 camas en Observación. Esto ha provocado que tuvieran que ubicar pacientes en la sala de reanimación, "un área que no es apropiada para estos enfermos porque están en camillas, en vez de en camas, y se trata de una zona de trabajo específica con una función específica: reanimar a una persona con una posible parada cardíaca que venga de la calle. Esa zona debe ser sólo para eso y siempre debe estar libre y despejada".

El SM destacaba que el motivo por el que no había camas disponibles en Observación era porque no podían subir a planta a los enfermos cuyos ingresos ya estaban tramitados, y esto provocó que se "atascasen" las Urgencias.

Ayer mismo, al mediodía, había 15 pacientes en Urgencias y siete estaban esperando que se les asignara cama en planta. De ellos, cuatro llevaban más de 20 horas esperando y uno hasta 24 horas. Se da la circunstancia de que uno de estos cuatro pacientes tenía Gripe A y estaba pendiente de que se le asignara una cama de aislamiento, según el SM.

Otra circunstancia que se ha dado este pasado fin de semana es que han tenido que "levantar" camas en planta que estaban reservadas para operaciones programadas, con el fin de poder ser ocupadas por pacientes que habían llegado por Urgencias.

Profesionales de este servicio lamentaban ayer la situación que han vivido los últimos días, asemejándola a la que se produce en verano. "¿Cómo un hospital de referencia en una zona turística cierra camas cuando la población se triplica? Así no se puede trabajar. Si normalmente tenemos demanda, ¿cómo cierran camas cuando hay más población? Y lo peor es que los pacientes pagan el cabreo con nosotros, cuando nosotros no podemos hacer nada... te sientes impotente", se lamentaba uno de ellos.

Desde el SM señalaban que este invierno, y en concreto estas navidades, han sido duras desde el punto de vista asistencial, debido a que ha hecho mucho frío y las personas mayores con patologías crónicas o pluripatológicas se descompensan con el frío.

Responsables del Puerta del Mar reconocían ayer que los últimos días ha habido picos "de alta frecuentación", asegurando que es "lo normal de todos los inviernos". Añadían que debido al frío, habían aumentado los casos de gripe y se había activado el plan de alta frecuentación, pero "no es una situación anómala respecto a otros años", insistían. Destacaban a media mañana que el plan de alta frecuentación "está funcionando" y que "está abierto el cien por cien de camas".

Por su parte, el Satse desmentía que las camas del hospital estuvieran abiertas ayer al 100%. Contaban que algunos controles se estaban empezando a abrir, pero había habitaciones que se estaban pintando ayer mismo, por lo que había que esperar para abrirlas. Añadían que otras carecían de camas, y destacaban que no había suficiente personal para atender al 100% de las camas del hospital. "Desde la gerencia dicen que las camas están en reserva, pero si es así, tienen que poder utilizarse inmediatamente, cuando se necesiten, y eso no ocurre porque físicamente no están disponibles y porque falta personal", declaraban.

A todo esto, añadían que en los últimos cuatro años, el hospital ha ido perdiendo camas progresivamente. Además de las que se encuentran cerradas -o "en reserva", como las denomina la gerencia del centro-, hay controles que se han reconvertido en salas, en consultas, despachos o almacén. Y apuntan que hace más de un año que se cerraron 12 camas en Endocrinología, 24 camas en Pediatría y 12 en Cardiología "que todavía siguen cerradas y no hay intención de volver a abrirlas", según el Satse.

El Sindicato de Enfermería denunciaba también ayer la situación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), que se encontraba "desbordada". Señalaban que había pacientes ubicados en la Unidad de Reanimación Postquirúrgica (URP) porque no había camas disponibles en la UCI, debido a que algunos pacientes estaban pendientes también de ingresar el planta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios