Cádiz

"No sabía que pudiera haber gente tan buena en el mundo"

  • Laura Cortés, ante un posible desahucio, recibe ayuda de un desconocido

Comentarios 1

Aún en los tiempos que corren, en medio de una economía recortada y una crisis asfixiante, resulta sorprendente encontrar casos que demuestren que la humanidad no se ha desprendido del todo del espíritu solidario. Ayer este medio publicaba la noticia de un desahucio, que de momento ha sido aplazado, de una madre de 27 años, Laura Cortés, y su hija de cuatro. A raíz del suceso, recibimos una llamada de un joven que reconocía haberse conmovido al leer tal información y estaba interesado en colaborar económicamente con Laura, y acto seguido les pusimos en contacto.

Esta muestra de amparo totalmente desinteresada por parte de esta persona, que ha optado por permanecer en el anonimato, ha impresionado gratamente a Laura, quien admite que "no sabía que pudiera haber gente tan buena en el mundo dispuesta a ayudarme".

No obstante, la lucha de esta madre no termina aquí, ya que la denuncia por habitar en la vivienda en anómalas circunstancias, según el Patronato de la Vivienda, sigue vigente. Aunque Pablo Román, delegado de la Delegación Municipal de Vivienda, haya reconocido que iba a buscar una solución a la situación en los próximos tres meses, lo cierto es que le han dado un plazo de un mes para desalojar el piso y buscar otro lugar donde vivir.

Al encontrarse desempleada, este cambio de alojamiento le resultaría un gasto muy difícil de asimilar, por lo que afirma que "estoy moviéndome y haciendo lo posible para que esto se solucione y mi hija no tenga que pasar por el mal trago".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios