Cádiz

El retraso de la subvención del Ayuntamiento asfixia a ARCA

  • La organización de atención a alcohólicos arrastra una deuda de 100.000 euros y se le deben 200.000

La asociación de atención al alcoholismo ARCA se encuentra en una situación de "asfixia", en trance de desaparición, a causa de los trámites burocráticos que están retrasando la llegada de la subvención acordada con el Ayuntamiento del último semestre de 2015 y el primero de 2016, que ya se debería haber abonado, según ha denunciado el responsable del centro, Alberto Matilla. En concreto, debido a estos retrasos, la asociación arrastra una deuda de 100.000 euros, lo que ha supuesto que se haya tenido que despedir a todo su personal -seis asalariados-, por lo que ahora, pese a estar acreditada por la Junta como centro de tratamiento ambulatorio, funciona como lo hacía en sus inicios, con voluntarios. Esto ha supuesto que los usuarios hayan pasado de un centenar de historiales vivos a poco más de treinta.

El acuerdo vigente entre el Ayuntamiento y esta asociación fue firmado por el anterior gobierno municipal del PP. Al cambiar el gobierno local tras las elecciones municipales se decidió modificar la fórmula para relacionarse con las asociaciones, por lo que se propuso no prorrogar estos acuerdos. El pleno echó atrás esta propuesta, que defendía el concurso público de las ayudas, por lo que este acuerdo quedó automáticamente prorrogado. Pese a ello, las cantidades, 200.000 euros, que sacarían a la asociación de su actual situación crítica, con deudas por todos lados, no se han abonado a día de hoy.

Matilla se ha reunido con todos los grupos municipales, pero afirma tener más problemas con la delegada de Asuntos Sociales, Ana Fernández, con la que mantuvo una conversación en el mes de febrero donde se le aseguró que rápidamente se subsanaría este retraso. No ha sido el caso. Fuentes municipales explican que "Intervención está siendo muy minuciosa en el proceso de justificación de ayudas de 2015. El plazo para presentar las justificaciones acabó el 13 de febrero por lo que aún se está trabajando en ello, sobre todo porque se ha preguntado por unas situaciones que aparecen que necesitaban aclaraciones. En cuanto se resuelva la de 2015 se convocará la de 2016".

Sin embargo, Matilla no entiende estas explicaciones, ya que con anterioridad se le dio la excusa de Tesorería "y ahora hablan de Intervención, cuando se sabe que Intervención llevaba meses esperando la documentación. Por otro lado, no entiendo qué hay que convocar, ya que el convenio está en vigor. Esto es una forma de dar largas y lo peor es que no existe un atención alternativa para estas personas. En la provincia hay uno 60.000 casos de alcoholismo y los centros de la Junta dedicados a las adicciones, los CTA, no dan abasto con toda esta demanda, además de que las personas con problemas de alcohol no suelen encontrarse cómodos en centros donde se atienden todo tipo de drogodependencias".

ARCA incluso tiene una amenaza de corte de luz y otra de agua en sus instalaciones de Telegrafía sin Hilos, aunque el gobierno municipal dice que no se ejecutará al ser un edificio municipal. Sin embargo, dice Matilla que no sería la primera vez que en esta legislatura se les corta el suministro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios