Cádiz

"A este puerto se le acaba el dominio público portuario y necesitamos más"

  • El presidente de la APBC confiesa que "la existencia de actividad productiva en Las Aletas resultaría fundamental para Cádiz"· "Es cierto que con el PSOE en Madrid me siento más cómodo", reconoce

Lo mejor está por llegar. En estos días, en unas jornadas sobre el sector portuario que han tenido lugar en Sevilla, se ha llegado a decir que, en cuestión de años, el comercio marítimo europeo moverá 1.600 millones de toneladas, por lo que conviene que nos pille a todos preparados. A Cádiz aún le cogen estas cifras en el furgón de cola de "los que crecen", según aclara Rafael Barra.

-Los últimos datos ubican a Cádiz aún en el furgón de cola en cuanto al tráfico de mercancías. Algo falla, ¿no?

-Dirás en el furgón de cola del crecimiento. Según las estadísticas de Puertos del Estado, de las 28 autoridades portuarias, 19 crecen y 9 bajan. Cádiz es la última de las que crecen. La senda que nos indican las cifras de septiembre me hace tener confianza y esperar que en 2015 hayamos recuperado las cifras de 2007.

-¿Huelva le hizo ver demasiado pronto la letra pequeña de la nueva Ley de Puertos?

-Estoy detrás de hablar con la presidenta de la autoridad portuaria de Huelva para hacerle una pequeña aclaración. En días pasados declaró que su puerto apostaba por la cooperación entre los muelles andaluces, y que esa postura la echaba de menos cuando veía que el puerto de Cádiz seguía acusándoles de competencia desleal. Quería aclararle que el que haya más líneas con Canarias es bueno porque estamos en un mercado libre y no tengo por qué criticar eso. Lo que critico es que se hagan bonificaciones excesivas simplemente porque se trate de un puerto rico.

-Lo hicieron con la ley en la mano.

-Es un ajuste al que hay que someter a la Ley porque es una norma que se ha prestado a demasiadas novatadas. Las bonificaciones están para competir con puertos de otros países. Si eso lo usas para competir con tus vecinos, no lo veo tan bien. La Ley tiene una serie de maldades que hay, sin duda, que controlar.

-Pero ese uso le podría haber abierto los ojos a ustedes, ¿no?

-Califiqué ese hecho de desleal. Mis jurídicos me hicieron rectificar diciendo que era ilógico y no desleal. Pues eso, me parece ilógico que un puerto ofrezca unos servicio a la mitad de precio que otro puerto.

-Pero gracias a eso, el caso es que Huelva tiene ahora un tráfico con Canarias con el que antes no contaba.

-Pero no olvides que por esos tráficos ha ingresado un 40% menos de lo que podría haberle ingresado Cádiz al sistema portuario estatal. Además, ese tráfico de Huelva no le ha hecho tanto daño a Cádiz.

-¿Qué está ocurriendo para que Cádiz no cuaje ni siquiera como puerto base parcial?

-Tenemos dos tipos de clientes potenciales. Gente del entorno geográfico a la que se le ofrece ir a Lisboa, a Vigo, a Málaga... ¿Eso que interés puede tener para ellos? Ninguno. Si yo me planteo hacer un crucero no lo haré a zonas tan próximas sino que apostaría mejor por el Mediterráneo interior o por el norte de Europa. Eso hace que esa clientela sea tan reducida. Para ellos, los destinos que se les ofrece no tienen atractivo. El otro posible cliente es el que viene del extranjero y quiere iniciar un viaje aquí. Ese crucerista necesita aeropuerto e infraestructura hotelera y ahí todavía fallamos. La aspiración de convertirnos en puerto base total la veo lejana. Como base parcial, parece que las experiencias de MSC Cruceros e Iberocruceros han sido positivas pero la crisis está haciendo mella.

-¿Esta situación ralentiza todos sus planes con las tres o cuatro terminales de pasajeros?

-Con la renuncia a la estación marítima por parte de la empresa Ordóñez hay que recomponer los planes que teníamos. A lo mejor, incluso, cuando ya tengamos duplicada la actual nos podíamos plantear hacer pasar a todos los cruceristas por un control de seguridad. Pero no puedo permitirme poner un bus para los pasajeros que lleguen a otros muelles, por lo que podríamos poner un control portátil aunque sea con una carpa puesta a pie de escala. Esto aportará mayor seguridad a cambio de poco dinero.

-¿Y qué va a hacer con la estación marítima? ¿Lo sabe ya?

-Querría haber empezado la duplicación este año pero habrá que esperar a ver qué pasa con el restaurante.

-¿Respira con alivio cada vez que le surgen trabas al puerto de Sevilla para conseguir más calado?

-El daño de otros nunca consuela, Joaquín. No es lógico. Mira, hacer un dragado de mantenimiento es algo normal, pero plantearse un aumento de calado de dos metros y medio más es algo que requiere mucha precaución y más tratándose de un río. Es algo que deberían plantearlo muy poquito a poco. De medio metro en medio metro e ir vigilando sus consecuencias.

-¿El nuevo muelle impondrá un aumento de calado en la canal?

-Me lo estoy planteando. Tengo la aspiración de profundizarla porque estamos construyendo un muelle de 16 metros de calado muy cerca. Pero cuando se vaya a hacer se hará con mucho tiento con vistas a que el medio ambiente no sufra en absoluto.

-¿Este puerto será otro con el PP en Madrid?

-He pasado siete años con PSOE y siete con PP. Y aquí no se ha notado quien gobierne en Madrid.

-¿Y si se le ocurre al PP, por ejemplo, privatizar puertos y aeropuertos?

-No creo que eso sea posible. No creo en la idea de la privatización, sobre todo por cuestiones estratégicas. Ni siquiera privatizar a los puertos pequeños.

-¿Le ha beneficiado alguna vez tener en Madrid al PSOE?

-Hombre, me siento más cómodo. No te lo niego.

-¿Pero ahora la alcaldesa, por ejemplo, lo tendrá más fácil para convencer a Madrid sobre la conveniencia de tirar la verja, integrar el Muelle Ciudad en el entorno urbano, poner un hotel en Puerto América...?

- (se sonríe). No hay que plantearse estos enfrentamientos siempre como Ayuntamiento contra Autoridad Portuaria. Defiendo un muelle con verja porque considero que no es lógico desaprovechar 340 metros de muelle para meter allí barquitos. Eso lo defiende no Barra sino la comunidad portuaria. Entonces, gobierne quien gobierne en Cádiz, Andalucía o Madrid, va a tener delante a la misma comunidad portuaria que quiere ver su puerto con verja.

-¿Pero tanto va el cántaro a la fuente que al final terminarán por derribar la verja?

-Es el ciudadano el que quiere conquistar esos 340 metros de muelle sólo para pasear con los niños. Pero la seguridad es una cuestión que se impone. Si quieren pasear por el muelle habrá que renunciar a toda la actividad y a los puestos de trabajo que genera este muelle.

-En otro orden de cosas. A la vez que "vendía" el puerto en Canarias surgían de nuevo rumores de quiebra por parte de Acciona Trasmediterránea, ¿no le da miedo dejar tanto en manos de una sola empresa como Trasmediterránea?

-La quiebra de Trasmediterránea es impensable. Una venta sí, pero no una quiebra. Además, de Acciona depende un 10% de nuestros ingresos por lo que les considero un cliente importante de esta casa, pero es sólo una décima parte de los ingresos. Además, no es Acciona, es el tráfico con Canarias y la línea estatal subvencionada. Si Trasmediterránea desapareciera, ese tráfico con Canarias pasaría a manos de otra empresa.

-¿Es cierto que Naviera Armas está tras usted para mantener una reunión sobre Canarias?

-Falso. No creo que se les ocurriera nunca venirse a un puerto donde precisamente está su más firme competidor.

-Hay quien piensa que se le podría sacar más partido a La Cabezuela, ¿no?

-En La Cabezuela sólo nos queda un 28% sin concesionar. Nos estamos quedando sin suelo portuario. El problema es que este puerto necesita Las Aletas para seguir creciendo. El proyecto de las Aletas contempla unas 140 hectáreas para actividades logísticas.

-¿Tan vital sería?

-Creo que sí. Recuerdo que la comunidad portuaria dijo que con las Aletas y con un tren que conectara La Cabezuela con ese polígono moverían, como mínimo, 700.000 toneladas más. En un puerto que mueve 4 millones, es un tanto por ciento importante.

-¿Tan poco espacio queda libre?

-En la dársena de Cádiz queda libre un 21% pero sólo el 11 es concesionable, el resto es autorizable. Un puerto al que le queda tan poco suelo podría verse incapaz de crecer y eso podría sentenciar su futuro. Se me está acabando el suelo público portuario y necesito más.

-¿Podría pedir allí suelo para su puerto?

-Hombre no creo que me dejen dominio público portuario en una reserva del Ministerio de Hacienda pero lo digo bien alto: necesito suelo para actividades logísticas. El puerto vive de las mercancías que demandan las industrias y de las mercancías que producen. Cuanto más actividad haya en nuestro hinterland más claro será nuestro futuro. Las Aletas sería para nosotros como una especie de aval de futuro. Que haya actividad productiva en Las Aletas le viene al puerto perfecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios