Emergencias

Una prueba de coordinación

  • El Pirulí de Telefónica fue ayer escenario de un simulacro de incendio organizado por Protección Civil del Ayuntamiento en el que participaron todas las fuerzas de emergencia y seguridad de la ciudad

"Atención, equipo de primera intervención acuda al centro de control". Así avisaban ayer por megafonía en el pirulí de Telefónica que había una emergencia. En concreto, un incendio que se había producido en el sótano. El humo se había propagado por el edificio y la torre, e inundado las vías de evacuación debido a que las puertas cortafuegos se habían quedado abiertas. Varias personas se habían quedado atrapadas en el edificio y había algún herido grave.

Pero que nadie se asuste. No era más que un simulacro, diseñado y coordinado por el servicio de Protección Civil del Ayuntamiento, en colaboración con la empresa Telefónica. "Se trata de un ejercicio formativo", explicaba José Manuel Calvo, coordinador de dicho ejercicio que ayer actuaba como observador.

En el simulacro participaron efectivos de Bomberos, el 112, 061, Cruz Roja, Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil. "Hemos trabajado en torno al plan de emergencia municipal, constituyendo el Puesto de Mando Avanzado -con los responsables máximos de cada cuerpo de seguridad y emergencia- y organizando el trabajo en función de las competencias y los recursos disponibles para gestionar la emergencia", señalaba Calvo.

En el edificio en el que supuestamente se había producido el incendio, no podía entrar nadie hasta que el jefe de intervención -en este caso, el jefe de Bomberos- autorizara la entrada.

Un humo real emanaba del garaje del edificio, por cuya puerta -en el Paseo Marítimo- sacaron los bomberos a tres personas que se habían quedado allí atrapadas, una de ellas en camilla. Otras 28 personas se encontraban en el momento del incendio en la segunda planta, 17 en la cuarta y tres en la torre. Todas ellas fueron evacuadas por agentes de bomberos y, una vez en la calle, eran acompañadas por efectivos de la Policía Nacional y Local hasta el hospital de campaña que se había montado en el Paseo Marítimo.

El resultado era de varios heridos, uno de ellos con quemaduras graves, que fue trasladado en helicóptero al hospital Virgen del Rocío de Sevilla, y otro con un posible infarto, que fue atendido en el hospital Puerta del Mar. Hubo otros tres de carácter leve que se trasladaron al centro de salud de La Paz y siete más que fueron atendidos en el lugar, en el puesto sanitario avanzado. Los demás trabajadores resultaron ilesos.

El concejal coordinador del Área de Seguridad Ciudadana, delegado de Policía Local, Tráfico, Transporte, Protección Civil y Parque Móvil, Juan Antonio Guerrero, explicaba que con el simulacro de ayer se trataba de poner a punto la coordinación de todos los servicios de seguridad y emergencia de la ciudad. Y para ello, se había actuado como si se hubiese producido una emergencia de grandes magnitudes, que se sale de lo habitual.

Tras el ejercicio, hubo un cónclave entre los responsables de cada cuerpo para evaluar el resultado y ver posibles fallos y mejoras. Según indicaba José Manuel Calvo tras la reunión, "hemos visto que no se ha producido ninguna irregularidad y el ejercicio se ha ajustado a lo que estaba programado".

Como dato curioso, hay que decir que el turno de bomberos que participó en el simulacro de ayer fue el mismo que actuó en el incendio de la calle Brasil. Aseguraban que habían aprendido mucho de aquel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios