Cádiz

La provincia sigue en caída libre con 121.000 parados en agosto

  • Hay que remontarse hasta mediados de los años 90 para encontrar una cifra similar · El sector servicios y la construcción vuelven a ser los más afectados por el paro · Andalucía lideró la subida por comunidades

Desde mediados de los años 90, cuando el paro en la provincia de Cádiz oscilaba entre los 120.000 y los 180.000 parados por mor de la crisis del 92, no se recuerda una cifra similar. Los datos conocidos ayer colocan a la provincia, una vez más, en lo más alto de la triste estadística del paro. Concretamente, agosto acabó con 121.137 desempleados, 3.747 más que en el mes de julio (un 3,19%).

Como anécdota, fue un mes de agosto, el del año 2000, el que supuso el mínimo histórico de desempleados en la provincia, con un total de 67.515 personas sin trabajo. Ocho años después, esa cifra casi se ha duplicado.

De nuevo, la construcción es el sector que aporta más paro tanto en términos porcentuales como en números absolutos durante agosto. Esta actividad experimentó el pasado mes un crecimiento en su desempleo del 7,2%, lo que supone 1.559 personas más en paro. El otro sector con mal comportamiento para el mercado provincial fueron los servicios, donde ya se empezó a notar el fin de la temporada veraniega. Concretamente, 1.333 personas más engrosaron las listas de parados en Cádiz procedentes de esta actividad. De esta manera, el desempleo en los servicios sube un 2,3% en el pasado mes en relación a julio. Por su parte, la subida del desempleo en el sector industrial se dejó sentir el pasado agosto con 299 parados nuevos para la provincia inscritos dentro de esta actividad.

Y es que la coyuntura económica no da descanso a la incertidumbre de las familias. El paro se sumó ayer al plantel de estadísticas que en las últimas semanas se han confabulado para arrojar los balances más negativos que se dan en España desde 1998. Y es que, de acuerdo con los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo, la cifra de desempleados aumentó durante agosto en 103.085 personas (un 4,2%), de modo que el cómputo global sobrepasó la barrera de los dos millones y medio. En términos interanuales, esto es, en comparación con el mismo mes de 2007, los nuevos parados que se inscribieron en los servicios de empleo ascendieron a 501.705, un 24,74% más.

El frenazo del sector de la construcción -en el que también influyó la finalización de numerosos contratos temporales-; los malos registros que la crisis (nacional e internacional) está ocasionando en el turismo; la finalización del año agrícola, y la debilidad que viene mostrando la industria (su actividad se desplomó un 2,8% en el segundo trimestre del ejercicio) explican el mal comportamiento del desempleo, cuyo ascenso mensual casi duplicó el de agosto de 2007. Traducido en cifras, el sector servicios dejó sin trabajo a 46.344 personas (un 3,28% más que en julio), y a éste le siguieron la construcción (38.531, un 9,87% más), industria (15.881) y agricultura (1.826). Si se toman como referencia los 12 últimos meses, la evolución de los dos primeros es bastante signiticativa, con la incorporación a sendas ramas de 242.544 y 178.177 nuevos parados -ver gráfico adjunto-.

Este balance se vio reflejado en el comportamiento de los contratos realizados, que retrocedieron un 35,5% respecto a julio y se situaron en 1,05 millones. La caída más acentuada la sufrieron los indefinidos (-39,15%), aunque los temporales no acabaron mucho mejor (-35,04%). Eso contribuyó a que los indefinidos siguieran representando una parte ínfima del total de los contratos, con un 9,29%, frente al 90,71% de los de duración predeterminada.

Por comunidades, el desempleo empeoró en todas ellas y Andalucía encabezó el ranking, al contabilizar 24.551 parados más. Esta cifra, que equivale casi a uno de cada cuatro desempleados registrados a nivel nacional, multiplicó por dos el ascenso de agosto de 2007 en la región. Con ello, los andaluces inscritos alcanzaron un total de 613.911, la cota más alta que se da en la comunidad desde noviembre de 1996 (y el peor dato de agosto de la serie histórica). En términos interanuales también lideró Andalucía la clasificación, y con una notable diferencia en relación con el resto: 116.605 nuevos desempleados (un 23,45% más), frente a los 77.646 de la segunda, que fue la Comunidad Valenciana. En el análisis comparativo con julio, tras Andalucía figuraron Cataluña (20.118) y la Comunidad Valenciana (18.888).

En Andalucía, las actividades que más contribuyeron al alza entre julio y agosto fueron los servicios (9.764 desempleados más) y la construcción (9.419), ocupando la industria (2.170) el tercer lugar. Por provincias, Sevilla, Málaga y Cádiz se apuntaron los avances más relevantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios