Cádiz

Las playas recuperan el pulso

  • La pequeña tregua de ayer llevó gente a pasear por el litoral mientras que los operarios tratan de ir redistribuyendo la arena que se ha desplazado

Un operario se mueve entre una gran montaña de arena en La Victoria a la altura de la calle García-Agulló. Un operario se mueve entre una gran montaña de arena en La Victoria a la altura de la calle García-Agulló.

Un operario se mueve entre una gran montaña de arena en La Victoria a la altura de la calle García-Agulló. / julio gonzález

Emma y Félix no es precisamente una pareja de turistas sino los nombres de dos temporales que han llegado a las costas españolas en los últimas dos semanas. El primero realmente fue el que desbarató las playas y provocó numerosos daños en los módulos y equipamientos de las playas y la pérdida y desplazamiento de muchísima arena

Con el claro que hubo ayer las playas empezaron a respirar y los chiringuitos a intentar recuperar la normalidad, aunque todavía permanecen cerrados. La tregua que dio ayer el tiempo permitió que por la mañana y al mediodía hubiera gente que aprovechó para pasear por la playa con un paisaje inusual, con grandes montañas de arena, unas hechas por la propia naturaleza del temporal y otras por obra del hombre.

El Ayuntamiento ya cifró el pasado viernes los daños en toda la ciudad por encima de los 440.000 euros y, concretamente, en las playas superaba los 235.000 euros.

Con la Semana Santa a menos de 15 días para que se inicie, el Ayuntamiento ha pedido a Costas que intervenga en las playas para que puedan estar a punto para la pretemporada, sobre todo en lo que se refiere a la arena.

De momento los servicios municipales están tratando de ir distribuyendo la arena que se ha ido moviendo durante estos días. Por ejemplo, se han ido poniendo grandes barreras de arena delante de los chiringuitos y de algunos de los módulos de servicios que se vieron más perjudicados durante los temporales, como es el caso del Central.

En la mañana de ayer se encontraban trabajando a la altura de la calle Doctor Herrera Quevedo haciendo esas labores aunque hay otras zonas, como es el caso del tramo que está delante de la antigua Residencia del Tiempo Libre , donde la arena está a la misma altura que el pretil que la separa del Paseo. Lo que sí han aparecido son muchas carabelas portuguesas, que están siendo recogidas por los operarios por su alta toxicidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios