Cádiz

La plantilla de Emasa no ha cobrado la extra pendiente de 2012

  • El PP denuncia "agravio comparativo" con el resto de la plantilla municipal y lamenta el "silencio" de los delegados de personal

Entrada al párking de la glorieta Ingeniero La Cierva. Entrada al párking de la glorieta Ingeniero La Cierva.

Entrada al párking de la glorieta Ingeniero La Cierva. / julio gonzález

El pasado miércoles la plantilla municipal se llevó una alegría. El Ayuntamiento abonaba la cuantía pendiente de la paga extra que se suprimió en el año 2012 con motivo de la crisis económica. La medida adoptada por el Gobierno de Madrid tenía en la administración local gaditana su respuesta. Pero la alegría no fue completa, ya que un grupo de trabajadores, los que forman la plantilla de la empresa municipal de aparcamientos (Emasa) no han recibido esa extra pendiente. El Partido Popular ha denunciado este impago al mismo tiempo que ha solicitado la convocatoria de un consejo de administración extraordinario con el único asunto del "pago del resto de la paga extra de diciembre de 2012 a todo el personal".

El concejal popular José Blas Fernández ha lamentado la decisión que ha adoptado la empresa municipal -que ya en el año 2015 abonó un 23,58% de esa paga de 2012 y posteriormente otro 25,05%, por lo que ahora tendría que abonar el 51,37% pendiente de esa paga- y defiende la convocatoria de ese consejo extraordinario "para tomar ahí la decisión que sea". Según la normativa de la empresa, un consejo de administración puede celebrarse a petición de un tercio de sus miembros (los que tiene, precisamente, el PP con Fernández, Guillermo Boto y Carmen García de Arboleya). Por tanto, una vez solicitada la convocatoria tendrá que celebrarse en el plazo de un mes.

"Se produce un agravio comparativo con respecto al resto de trabajadores del Ayuntamiento y de sus empresas municipales, que sí han cobrado ayer (por el miércoles) esa extra pendiente desde 2012", explicaba ayer Fernández.

Desde Emasa se ha trasladado al concejal popular que esa paga extra pendiente se abonará en el año 2017 "siempre que la disponibilidad económica de la empresa lo permita". Según la interpretación de José Blas Fernández, "esto lo hacen para evitar que la empresa cierre el año con pérdidas", estimándose que el pago de ese 51,37% pendiente ascendería a unos 45.000 euros. En este sentido, conviene tener en cuenta que una empresa municipal que cierra dos ejercicios económicos con pérdidas puede acabar en disolución, lo que a juicio de Fernández puede ser el motivo del retraso en el abono de esta paga de la plantilla. "Si las cuentas no cuadran, que lo hubieran pensado mejor antes de contratar a un gerente externo que cuesta 60.000 euros al año", denuncia José Blas Fernández.

Además, el expresidente de esta empresa municipal llama la atención sobre "el silencio de los delegados de personal". "Están callados con un asunto de tanta importancia como el impago de esas partidas pendientes de 2012, lo cual es algo que nos llama poderosamente la atención", lamenta Fernández.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios