La vivienda en Cádiz

Sin fecha para la segunda fase de los pisos de Matadero

  • La Junta sigue sin tener claro el inicio de la segunda fase de los pisos de Cortadura 

  • El proyecto se planteó por primera vez hace 20 años

El solar de Matadero que está vacío desde hace 20 años El solar de Matadero que está vacío desde hace 20 años

El solar de Matadero que está vacío desde hace 20 años / Fito Carreto

En el ‘top-10’ de los proyectos eternos de esta ciudad siempre hay alguna operación relacionada con la vivienda. Actuaciones cuyo desarrollo se ha alargado durante años, algunas incluso superando la década.

Entre todas ellas Matadero ocupa con claridad el liderato.

Planteada en los buenos tiempos del Plan de Rehabilitación del Casco Antiguo, se proyectó como un conjunto de dos centenares de viviendas destinadas a operaciones de realojo para los inquilinos afectados por las obras de reforma en intramuros. Sin embargo, pronto se convirtió en alojamiento definitivo para muchas familias.

Pronto no. El proyecto, planificado por primera vez en 2001, se dividió en dos fases, porque el dinero comenzaba a escasear. Matadero I se puso en marcha y se paró en más de una ocasión por problemas con la empresa constructora. Finalmente, las cien viviendas se entregaron en 2013.

Se suponía que la segunda fase debía de iniciarse de forma inmediata, pero la Junta había paralizado totalmente el Plan de Rehabilitación. Tras la mejora de la economía se volvió activar aunque con truque: la segunda fase se dividió en dos a la vez que se modificó el proyecto original.

Ahora tocaba actuar sobre un edificio con 60 viviendas (la siguiente será de 42 viviendas). El Ayuntamiento aprobó la correspondiente licencia de obras a la Junta en junio de 2018, hace ya más de medio año.

Desde entonces el solar sigue tan vacío como estaba en 2001 cuando se anunció la operación de Matadero en su conjunto, hace ya casi dos décadas.

En julio de 2019 la Junta de Andalucía indicaba que estas obras estaban pendiente de la correspondiente autorización del gasto por parte de la Intervención General. La obra supone una inversión de 5,7 millones de euros a cargo de la Agencia de la Vivienda, que necesitará endeudarse por esta cantidad.

Ahora, a finales de febrero de 2020 la Junta sigue sin iniciar los trabajos de la segunda fase y, según se reconoce desde la propia administración regional, no hay una fecha clara para su inicio. La respuesta es lacónica: el proyecto está "en cartera", pendiente de su "vinculación" a los presupuestos autonómicos. Todo ello camino de las dos décadas de espera.

Lo cierto es que desde hace cerca de diez años, ya con el gobierno regional del PSOE, la actividad de la Junta en materia de vivienda se ha reducido de una forma alarmante. En los últimos años sólo se han entregado dos promociones públicas en Troilo y en Corralón de los Carros, ésta último de tamaño reducido, mientras acumula un elevado número de parcelas y edificios vacíos en la ciudad.

Entre éstas se encuentra la antigua sede de la Delegación Provincial de Trabajo, en Valdeíñigo, un edificio de grandes dimensiones que cierra una manzana arquitectónicamente potente de la que la iniciativa privada ya ha rehabilitado una parte de la misma.

El uso de este inmueble, en una zona muy céntrica de la ciudad, siempre ha estado en el aire. La Junta nunca le ha dado uso alguno aunque en su día desalojo de los bajos con cierta urgencia el local comercial que ocupaba la firma Segundo y Rosita.

Ahora, fuentes de la Junta indican que dentro del plan de reordenación de las instalaciones autonómicas en la capital, se incluye por primera vez el edificio de Valdeíñigo, sobre el cual hay varias ideas que aún están pendientes de definir.

Sin plazo también la Junta prevé actuaciones en materia de vivienda en diversas calles del casco antiguo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios