Cádiz

El perímetro del casco histórico podría contar con un asfaltado mixto

  • El Ayuntamiento de Cádiz propondrá a las comisiones de Patrimonio provincial y local alternar el adoquinado y el asfaltado, sobre el cual circularían las ruedas de los vehículos, eliminando así el ruido

El proyecto de la remodelación del viario en el perímetro del casco antiguo puede sufrir una sustanciosa modificación si las comisiones provincial y local de Patrimonio permiten al Ayuntamiento ponerla en práctica. La idea consiste en un asfaltado mixto que por un lado conserve el carácter patrimonial del adoquinado y por otra incorpore asfalto en la zona de rodaje de las ruedas de los vehículos, evitando así la contaminación acústica que provocan. La iniciativa, tomada de ciudades europeas que ya la han implantado, "no supone una inversión mayor para el Ayuntamiento", según aseguró ayer la alcaldesa, Teófila Martínez, tras la Junta de Gobierno Local.

Teófila Martínez apuntó que el paso de vehículos por el perímetro del casco antiguo es, junto al ruido que provocan los motores de los camiones frigoríficos estacionados en el muelle ciudad, uno de los mayores factores que contribuyen a la contaminación acústica de la ciudad según estudios conjuntos realizados con la Universidad de Cádiz.

"Antes de empezar la obra hemos tratado de estudiar cómo se ha solucionado en otros sitios por si acaso es posible una alternativa más", reconocía Martínez. La intención municipal, desvelada el pasado mes de abril, era iniciar la fase de refuerzo del adoquinado en la zona de la Alameda comprendida entre las esquinas de las calles Santiago Terry y Buenos Aires, uno de los tramos más deteriorados, según el Consistorio, junto a los del Parque Genovés y los edificios de la Universidad de Cádiz y el que va desde la Mirandilla hasta Capuchinos.

El Ayuntamiento de Cádiz ya había intentado en varias ocasiones conseguir el permiso de la Comisión Provincial de Patrimonio para sustituir el adoquinado por asfalto, pero en todas le fue denegada la solicitud. Para solventar este problema se pensó en reforzar el firme con una plancha de hormigón, sobre la que iría una cama con otro material y finalmente los adoquines. De este modo, no se producirían ondulaciones a lo largo de todo el recorrido y no cedería de manera fácil al peso del tráfico rodado. Este proyecto se queda aparcado hasta que las comisiones de Patrimonio se pronuncien en torno a la solicitud de un asfaltado mixto.

Fue precisamente en el mes de abril cuando el Ayuntamiento firmó un convenio con Eléctrica de Cádiz para que esta empresa mixta ejecutase las obras en la circunvalación del casco y aprovechar así para introducir nuevas conducciones eléctricas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios