Cádiz

Un atasco de película

  • El corte del Campo del Sur para el rodaje de una escena clave en la película de Blake Lively provoca un caos circulatorio de horas en la ciudad

Comentarios 9

Todo Cádiz pendiente de una explosión. Otra vez. El corte al tráfico del Campo del Sur, para que la Marsella más atlántica viviera su particular caos de película, provocó otro igual de gordo en esta tacita que le está cogiendo el gusto a eso de ponerle cara a capitales del mundo. Como todo en la vida, están los pros de esta nueva vocación cinematográfica gaditana: los ingresos de la hostelería, la promoción, el trabajo para los extras; pero también hay muchos contras: las restricciones para acceder libremente a zonas del casco histórico y ayer, de propina, un atasco morrocotudo que se prolongó por espacio de demasiadas horas. El Libi, con ese sentido del humor cargado de guasa de la buena, lo resumió perfectamente en un tuit. "Llevo una hora atascao en la avenida, ¿alguien le puede decir a los de la película cuando echan los anuncios?".

Porque la avenida, la zona del puerto y hasta el segundo puente se vieron colapsados por los cortes de tráfico que originó la grabación de una de las escenas más esperadas en el filme de Jude Law y Blake Lively, The Rhythm Section. Los autobuses repletos apenas si podían avanzar, agentes de la Policía Local dirigían la circulación para que fluyera con mayor rapidez obviando a los semáforos, los taxis no podían llevar a los viajeros a según qué puntos de la ciudad y si uno deseaba ir a La Caleta lo dejaban en las Puertas de Tierra.

En la avenida de Las Cortes, el atasco recordaba al que se originó cuando inauguraron el segundo puente y el gaditano, como buen novelero, quiso ser de los primeros en cruzar a Puerto Real por el nuevo equipamiento.

Incluso la Dirección General de Tráfico informó del colapso circulatorio en Cádiz: "Retención nivel amarillo en el Puente de la Constitución #CA35 (pk 6.9 al 5 creciente)".

Conforme pasaban las horas, el mosqueo de los gaditanos fue creciendo y se dejó notar en las redes sociales, donde hubo quien no se lo tomó con tanto humor como el bueno del Libi. Porque el caso es que los cortes de tráfico se iniciaron a primera hora de la mañana y el autobús de marras no dijo aquí estoy yo hasta pasadas las seis de la tarde. Es lo que tienen las superproducciones de Hollywood, que no tienen prisas, y que las cosas se repiten hasta que sale mejor que perfecto. Con lo que gusta en Cádiz una toma falsa.

Además, como todo es susceptible de empeorar, la lluvia que cayó por la mañana en la ciudad hizo que el tráfico aún fuera más denso pese a los intentos de la Policía por aligerarlo. Al menos esta vez no hubo fuga de toros y posterior estampida por las calles. Sólo conductores enfadados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios