Cádiz

El pasado año se recogieron 21.000 litros de aceite vegetal usado

  • El sistema se implantó en la ciudad en junio y ya cuenta con 29.356 usuarios, que han recibido los recipientes para su almacenamiento provisional en el hogar

Cádiz ha sido una de las ciudades pioneras en el sistema e recogida de aceite vegetal usado en la vía pública. Los ya conocidos contenedores naranjas comenzaron a implantarse el pasado 9 de junio de 2011 y desde el principio la iniciativa resultó un éxito. Actualmente se han registrado en el mismo 29.356 usuarios, a los que se han repartido un recipiente de dos litros para el almacenamiento provisional en el hogar, así como bolsas herméticas para su transporte y depósito en el contenedor de la calle más cercano a su hogar, cuyo número actual se sitúa en 121 unidades.

Durante el segundo trimestre de 2011, la entidad concesionaria del servicio, Biouniversal, ha desarrollado diversas acciones de sensibilización y difusión de este sistema de recogida, en diversos medios de comunicación, con el fin de motivar la adhesión de los ciudadanos al mismo. Estas acciones continuarán a lo largo del presente año, lo que comportará un nuevo reparto de recipientes y bolsas en los hogares adscritos al sistema, con el fin de mejorar el número de altas de ciudadanos y aumentar las cantidades recogidas por vía selectiva de este residuo.

Durante el año 2011 fueron recogidos y gestionados de conformidad con la legislación sectorial vigente 21.000 litros de aceite, cantidad que como mínimo se duplicará en el presente año 2012, al alcanzar un grado de implantación óptimo en la ciudad.

El proceso de recogida y gestión de los aceites vegetales usados recogidos por esta vía, puede resumirse del siguiente modo: el aceite depositado en los contenedores por los ciudadanos es succionado llegado el momento por un camión cisterna, el cual los traslada a una nave industrial acondicionada ubicada en la Zona Franca. Los contenedores están dotados de una sonda y una tarjeta SIM, que lanza un aviso a una central de comunicaciones (situada en dicha nave), cuando se alcanza el 85% de su capacidad. Una vez que el camión llega a la nave, los aceites son trasvasados a unos depósitos, donde se someten a decantación, para eliminar los sólidos en suspensión que éstos llevan (conocidos como borras). Una vez decantado, el aceite vegetal es filtrado y trasvasado a un tanque de almacenamiento. Este sería el producto que sería puesto a disposición de un gestor autorizado de residuos para su traslado a la planta de valorización, para su empleo como materia prima en la fabricación de biodiesel.

Las borras o residuos sólidos procedentes de la decantación y el filtrado, son gestionados de forma separada, siendo puestos a disposición de un gestor autorizado para su valorización energética.

El Ayuntamiento está muy satisfecho con el grado de implicación de los ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios