Cádiz

4 pero sin tantos parones

  • Carnavaleros aplauden la idea de aumentar el número de finalistas, pero piden agilizar la función

Una final con cuatro agrupaciones parece contar con el beneplácito de un buen número de carnavaleros consultados, todos ellos de peso en sus respectivas modalidades. La propuesta que el propio Ayuntamiento elevará a la junta ejecutiva del Patronato del Concurso es aceptada por la mayoría, aunque con matices. Si bien coinciden en que hay calidad para meter un grupo más por modalidad, quieren evitar una final demasiado larga, por lo que piden revisar los tiempos muertos y parones de la última gran noche. Mucho habría que trabajar teniendo en cuenta que con la fórmula actual, la gran final de 2015 acabó a las seis menos diez de la mañana. Asimismo, algunos de los consultados plantean una final dividida en dos días, un beneficio para la taquilla.

Antonio Martín recuerda que esta ha sido "una petición del Carnaval en los últimos tiempos". Entiende el veterano coplero que hay calidad para cuatro grupos, "pero lo realmente importante sería revisar el tiempo entre agrupación y agrupación. Ya con tres agrupaciones está siendo muy larga. Los tiempos muertos están siendo muy pesados". En la misma línea se expresa El Selu: "Hay calidad para ello y nivel competitivo, pero siempre que empiece antes, sobre las ocho. No se puede cantar a las siete y media de la mañana, eso es como no ir a la final". Estima el autor de chirigotas que la final se alarga en demasía por los tiempos muertos. "Más de las cuatro de la mañana ya sería desaconsejable", apunta .

José Antonio Vera Luque considera cuatro "el número ideal" porque "favorece la competitividad y da más juego un grupo más en la pelea. Con tres, el resultado final es más previsible". El chirigotero solicita "buscar la fórmula de acortar los tiempos entre grupo y grupo. La final, más que larga, aburre porque es muy cansina con los parones. No estaría mal empezar un poco antes. A las ocho, por ejemplo". Por su parte, Nandi Migueles prefiere la final a tres, mas no le importaría "que se estudiara meter una más siempre y cuando se dinamice la final. Hay que evitar los tiempos muertos. El año que viene, con tan buenas comparsas, cuatro puede ser un buen número". Otro autor de coros como Paco Martínez Mora no ve "problemas" en que la final se prolongue hasta las claras del día. "Sería una final con mejores grupos y más tiempo de buen carnaval. Se evitarían algunas injusticias de buenos grupos que se están quedando fuera", señala. Sobre los parones, le preocupan más "los de cuartos de final o semifinales, que terminan a las tres de la mañana". "Hay que dinamizar la final. La televisión debe adaptarse a nuestro ritmo", considera Kike 'Remolino'. Para Chico Cornejo "está habiendo mucha calidad y una cuarta agrupación no desentonaría. Los que se quejan de las finales largas son los medios de comunicación. Al público no lo veo quejarse". El 'alma mater' de la chirigota del Love sí entiende que "hay que agilizar la final".

Otro veterano autor como Antonio Rivas argumenta su apoyo al cambio. "Que la final sea larga no molesta a nadie. El que no quiera verla, que apague la tele y se acueste", dice. Y pone como ejemplo el último año de final de tres, el 2007. "Yo pasé a la final en cuarto lugar con 'Los gladiadores de La Caleta' y acabamos terceros. O sea, hay margen de mejora para las agrupaciones en la final". Rivas asegura que "hay más calidad que nunca, aunque nos acordemos mucho de los años 80. Siempre habrá calidad para cuatro grupos. Y para 2016 no digamos en comparsas".

Martín incide en un aspecto en el que coinciden también Chico Cornejo y Kike 'Remolino'. "Lo bueno sería que pasasen a la final un máximo de cuatro por modalidad, pero no de manera obligatoria. Si en alguna de ellas no hay la suficiente calidad, que no se fuerce clasificar a cuatro". A 'Remolino' le da "igual" una final a cuatro "siempre que no se rellenen los huecos de las modalidades en las que el jurado decida que no hay calidad para cuatro grupos. Eso significa competir entre las modalidades dentro del jurado. Si no hay calidad, que no se rellene".

Con la idea de celebrar dos finales están de acuerdo Selu, Remolino y Ángel Gago. Este último es el único de los consultados que no ve con buenos ojos cambiar de cuatro a tres. "Me parece mal. Con tres basta. Cantar a las siete de la mañana no es de recibo", precisa. En cuanto a la posibilidad de reducir los tiempos muertos se muestra escéptico. "No lo creo. Con cuatro sería peor", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios