Cádiz

Los padres gastan más de 600 euros en la vuelta al cole

  • La diferencia entre un centro público y uno privado puede suponer un ahorro estimado del 71%.

El mes de septiembre trae consigo el fin de las vacaciones y la cuenta atrás para la vuelta al cole. Para muchos padres, la primera quincena anuda la compra de material escolar con el retorno a la vida laboral, algo que precisa de una organización previa para que las familias comiencen el curso de la mejor manera posible. Para un estudiante, los libros de texto, el material escolar o el uniforme son elementos fundamentales con los que contar para el inicio del curso y que a su a vez suponen para los padres un importante desembolso económico. Según el informe de previsión de gastos medios mínimo para el inicio del curso 2016-2017, realizado por la Unión de Consumidores de Andalucía (UCA), estos ascienden a los 670 euros, lo que supone un 9% más que el curso anterior.

Las cifras varían en función del curso de enseñanza y del centro educativo al que asistan los alumnos. De este modo, mientras que en los centros públicos el gasto ronda los 317 euros, en las escuelas concertadas alcanzan los 597 euros y en los centros educativos privados los costes ascienden a 1.095 euros. Una vez conocidos estos datos, el estudio de la UCA apunta a que las familias que optan por una educación pública se ahorran un 71% (778 euros).

El desglose de costes estima que el gasto medio en libros y material escolar en los centros públicos es de 120 euros, mientras que en los concertados asciende a los 200 euros y en los privados, a los 360 euros. El cheque libro de la Junta de Andalucía es clave, pues son muchos los alumnos de la enseñanza obligatoria de centros públicos y privados que se benefician de este programa. Las familias beneficiarias del cheque libro ven paliados notablemente los gastos de la vuelta al cole con el ahorro de los libros de texto. El protocolo a seguir es simple. En el mes de septiembre las familias de los alumnos que deban adquirir los libros reciben el cheque, que únicamente podrán emplearlo en comprar los libros designados por el centro docente y en cualquier establecimiento donde puedan canjear el mismo.

Respecto a los libros de texto, en Infantil y Primaria suelen encargarse al finalizar el curso, para en septiembre sólo tener que recogerlos. Los libros de Bachillerato son una excepción, ya que cada libro puede rondar los 50 euros, una cifra que multiplicada por las asignaturas obligatorias del alumnado, alcanza cifras de hasta 400 euros. Una cantidad que hace necesario el préstamo o cese de libros entre los alumnos que van promocionando este ciclo.

Aunque hay un aspecto clave a tener en cuenta, que no es otro que internet. Los padres encuentra en este tipo de operaciones una forma de hacer frente a la tediosa cuesta escolar. Cada vez son más las familias que se decantan por adquirir los materiales necesarios a través de la web. La empresa Privalia ha realizado un estudio en el que desvela que "las compras inteligentes de la temporada en los outlets online generan ahorros de entre el 30 y el 70%". Los usuarios que consumen a través de estas herramientas tienen como principal requisito encontrar ofertas y buenos descuentos.

Los productos que más se adquieren destaca la ropa (80.4%); el segundo elemento que más se consume es el calzado (71.1%), el material deportivo (40,2%) y el material escolar (33%). Unas cifras cada vez más destacadas y que aumentan año tras año. Entre otros motivos, uno de los más destacados es la posibilidad de comprara precios que ofrecen este tipo de tiendas. El estudio también desvela de que la población es "más online que nunca". La web de Privalia ha expuesto que pese a que un alto porcentaje de la población afirma que hará sus compras de la vuelta al cole en grandes superficies, cabe destacar que el comercio online sigue aumentando su presencia en esta campaña, que se repite cada septiembre. Para los que ya son usuarios comunes de estas tiendas virtuales, otro de los trucos que permiten ahorrar tanto dinero como tiempo y esfuerzos es adelantarse a las compras que se han de efectuar. Una opción que siguen ocho de cada 10 familias que han participado en la encuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios