Cádiz

Un paciente amenaza e intenta agredir a una médico en Urgencias del hospital

  • El hombre arrinconó ayer a la facultativo en la consulta y le arrojó el contenedor de las jeringas usadas

Puerta de Urgencias del hospital. Puerta de Urgencias del hospital.

Puerta de Urgencias del hospital.

Un paciente amenazó e intentó agredir físicamente a una facultativo ayer por la tarde en el Servicio de Urgencias del Hospital Puerta del Mar, según fuentes del Sindicato Médico (SM) de Cádiz.

Las mismas fuentes indicaron que los hechos se produjeron cuando el paciente estaba siendo atendido en la denominada "consulta rápida" por la facultativo que estaba allí ubicada. El hombre le exigió a la médico que le extendiera una receta sin que al parecer estuviera indicada, "y ahí surge el conflicto con la facultativo. Primero la agrede verbalmente, la arrincona en la consulta bloqueando su posible salida por la puerta trasera y le arroja un contenedor amarillo de los que se usan para las jeringas usadas. Afortunadamente, no le dio", relataron desde el SM.

La médico ha interpuesto una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional

Tras el incidente, la médico tuvo que ser atendida en el propio Servicio de Urgencias del hospital y, posteriormente, acudió a la comisaría de la Policía Nacional para interponer una denuncia.

Según explicaron desde el SM, a esa consulta se le denomina "rápida" porque allí "se atiende a los usuarios a los que en el triaje se les asigna una prioridad baja (cuatro o cinco). El objeto es atender a las patologías que tras el triaje aparentan ser banales". Destacaron que esa consulta se habilitó junto con otra que ayer no estaba en uso hace poco más de un año; está situada en la misma sala de espera de familiares, fuera del pasillo donde se encuentra el resto de las consulta de Urgencias, y está conectada con el área de Observación por una puerta trasera. Así, "al estar totalmente separada del resto de consultas, el facultativo está desconectado y aislado del resto del Servicio", resaltaban fuentes del Sindicato Médico.

Este sindicato condenaba ayer "cualquier tipo de agresión física o verbal hacia el personal sanitario" y exigía "la adopción de medidas por parte de la administración para garantizar la seguridad del personal sanitario en el ejercicio de sus funciones".

Asimismo, recordaba la necesidad de "dotar a todas las consultas con un botón antipánico, que no puede ser una combinación de teclas del ordenador como ocurre actualmente; tiene que ser un botón fácil de pulsar y que vaya acompañado de alguna señal acústica que asuste al agresor y advierta al resto de compañeros de que está pasando algo y puedan acudir a socorrer a quien lo haya pulsado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios