Cádiz

La oposición critica que no se vaya a municipalizar “ni la recaudación”

  • Navarro explica que no tienen capacidad para ello y que además el dinero que reciben a cambio les permite pagar a proveedores

Fachada del edificio Amaya, donde se encuentra el Servicio de Recaudación Ejecutiva Municipal. /Joaquín Pino

Fachada del edificio Amaya, donde se encuentra el Servicio de Recaudación Ejecutiva Municipal. /Joaquín Pino

La decisión del equipo de gobierno de sacar nuevamente a concurso la gestión recaudatoria municipal ha creado malestar en los principales grupos de la oposición. Pese a ello, David Navarro, concejal de Hacienda, defendió ayer esta medida y aseguró que “todas las administraciones tiene este servicio externalizado. De hecho Diputación lo hace a través de otra entidad bancaria, y además creo que se queda con un porcentaje del dinero recaudado”.

El edil popular defendió que en el caso de Cádiz, la cesión de esta gestión “incluye un porcentaje para el Ayuntamiento que viene a suponer una especie de pequeña operación de tesorería, porque va directamente para pagar a proveedores”. Aseguró además que “el Ayuntamiento no tiene capacidad para asumir esa gestión” .

Por último criticó que “como no tenemos bastante con la Ley Montoro encima no vamos a poder gestionar el cobro de los impuestos municipales como mejor nos interese. El colmo vamos”.

El plazo para presentar ofertas para hacerse con esta gestión tributaria municipal acaba la próxima semana. De momento la oficina de Cajasur que existía en el propio Ayuntamiento se ha desmontado y tendrá que ser el nuevo concesionario quien decida si construye otra para facilitar los pagos a las personas que vayan al Consistorio a realizar sus trámites.

No obstante, quienes no entienden que se haya vuelto a sacar el pliego de condiciones a pesar de haber proclamado desde la campaña electoral su apuesta por municipalizar servicios son los partidos de la oposición. Fran González, portavoz del grupo municipal del PSOE, fue muy crítico con la medida, que a su entender demuestra que “todo es fachada en un gobierno de cartón piedra. Así se resume casi la totalidad de la gestión de Podemos al frente del Ayuntamiento de Cádiz. El mantenimiento de la gestión recaudatoria en manos de una entidad privada es un ejemplo más. Y es que las ideas huecas traen como consecuencia inacción e ineficacia”.

González continuó diciendo que “quienes venían a revolucionar la política, continúan con la misma fórmula del PP de sacar un pliego de condiciones para que un banco se ocupe de prestar este servicio. Y nos preguntamos, ¿ya no son tan malos los bancos? ¿qué pasó con la municipalización? Palabras al viento”.

“Continúan perdiendo oportunidades –prosiguió el socialista–. No sirven excusas. Han tenido la ocasión, una vez más, de poner en marcha las que supuestamente son sus ideas y hacer que los técnicos municipales se ocuparan de gestionar la recaudación. También podrían haber llegado a un acuerdo con la Diputación para que se encargara de este asunto, como hacen en otros municipios, obteniendo muy buenos resultados”. Diputación se queda con un pequeño porcentaje para gastos de personal.

González afirma que “quizás sea que la desidia que el alcalde muestra en su cargo como diputado provincial, lo que le lleve a ni siquiera conocer esta opción ni a interesarse por cómo se puede mejorar el servicio de recaudación de su Ayuntamiento”.

Además aclaró que Diputación no le paga ni un euro a la entidad gestora, “al contrario, en el convenio es La Caixa la que aporta una partida, fruto del negocio que tiene por pasar por sus cuentas el cobro de los recibos”. El Ayuntamiento estima el contrato en un valor de casi 250.000 euros, cantidad a la que hay que sumar lo que le cuesta ya la parte de la gestión que hacen sus funcionarios.

Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Popular, Ignacio Romaní, señaló que este anuncio “es el reconocimiento implícito de Podemos de que ni sabían como se gestionaba un Ayuntamiento ni tenían la menor idea de en lo que se estaban metiendo. Si el concejal de Hacienda, que ha sido trabajador público en esa misma área, no es capaz en más de un año de prever y –sobre todo– ejecutar un mini plan para que los funcionarios municipales asuman la recaudación cómo van a acometer la municipalización de un servicio como el de la Limpieza o el de Transporte, con lo que esto implica en inversión en maquinaria, seguridad jurídica para los trabajadores, planificación”.

Para Romaní “todo aquello que dijeron era y es una gran mentira. Ni una sola municipalización, ni un solo desahucio parado, ni un solo euro más en inversión social. Mentira sobre mentira”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios