Cádiz

La municipalización se aprobó en Madrid

  • Una llamada de Pedro Sánchez salvó a última hora el proceso

  • El entendimiento del alcalde con Susana Díaz o de Podemos con el PSOE estatal no se refleja en Cádiz

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a Fran González en un acto celebrado en Cádiz. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a Fran González en un acto celebrado en Cádiz.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a Fran González en un acto celebrado en Cádiz. / julio gonzález

Comentarios 1

La sensación que quedó aquel 12 de septiembre fue bien extraña. Ese día se tomaba la decisión definitiva sobre la municipalización de los servicios de playa; y si por la mañana El PSOE ofrecía una rueda de prensa ciertamente crítica con la gestión del equipo de gobierno en este sentido, horas después permitían que el proceso siguiera adelante. Difícil de explicar ese cambio de opinión tan grande, en un asunto tan importante para la gestión municipal y en tan pocas horas. Según ha podido saber este periódico, ese cambio de opinión se debió a una llamada del líder socialista, Pedro Sánchez, al portavoz gaditano, Fran González, indicándole que apoyara la municipalización.

Esta maniobra fue posible, según han comentado a este periódico fuentes cercanas a Podemos, gracias a la intervención de esta formación morada a nivel estatal, estableciendo contactos con el PSOE para arrancar por esta vía el apoyo de los socialistas gaditanos a la municipalización.

Podemos choca frontalmente con el PSOE gaditano, o viceversa

Sirva este ejemplo para poner de relieve el entronque difícil de solucionar que parece que existe entre Podemos y el PSOE a nivel local. Pese al acercamiento entre ambos partidos a nivel estatal a raíz de la elección de Pedro Sánchez como secretario general, y al entendimiento al que en Cádiz han sabido llegar con la Junta de Andalucía de Susana Díaz, las diferencias entre ambas siglas a nivel municipal sigue siendo irreconciliable. Podemos sigue sin encontrar en el PSOE ese apoyo que se resiste desde aquel 13 de junio de 2015.

El equipo de gobierno culpa al PSOE de que los presupuestos del pasado año tuvieran que ser prorrogados ante su rechazo al apoyo; o que los de 2016 tuvieran que aprobarse en junta de gobierno local por el mismo motivo. También existe un sentimiento de ataque frontal tras los últimos acontecimientos ocurridos en el seno de la Fundación Municipal de la Mujer o de la sociedad Onda Cádiz, donde la postura del PSOE ha sido fundamental para desbancar a Podemos de la gestión en favor de Ciudadanos, en ambos casos. Tampoco olvidan en Podemos el reglamento de participación ciudadana, el rechazo a los cambios propuestos para el Patronato del Carnaval o el carpetazo que, por ahora, dieron a la nueva ordenanza de terrazas.

Este tipo de maniobras no se entienden por parte de la formación morada, que en los últimos días también recibía de los socialistas el mensaje de que estaban estudiando llevar a Fiscalía lo ocurrido con los autobuses lanzaderas del domingo de Carnaval, después incluso de que el equipo de gobierno haya dado marcha atrás en esta decisión y cuando el resto de partidos de la oposición parecen haber pasado página del asunto.

Así las cosas, Podemos ve que los tan mencionados "palos en las ruedas" por parte de PSOE en Cádiz no han sido retirados en ningún momento. Ni siquiera cuando recientemente el alcalde apreciaba "cierto giro en la sensibilidad del PSOE", ni siquiera con el apoyo socialista al proyecto universitario -el único apoyo político que ha recibido José María González y su equipo tras hacer público el principio de acuerdo con la UCA-, ni siquiera cuando el voto del PSOE propició que la ansiada municipalización de los servicios de playa saliera adelante. Un telefonazo de Sánchez a González salvó ese día a Podemos de un nuevo portazo en las narices.

Por delante tiene todavía el actual gobierno municipal importantes retos en los que necesitará encontrarse con el PSOE gaditano, lo cual no se antoja fácil. Ahí está el presupuesto de 2018, el pliego de condiciones de la limpieza, el de los autobuses urbanos, el acuerdo con la Universidad... En todos esos puntos, lo que el PSOE de Cádiz determine con su voto marcará lo que Podemos pueda o no sacar adelante en cada caso. Y lo que en Madrid se consigue porque hay entendimiento y con Sevilla se dialoga y se va solucionando de la mano en Cádiz parece que a día de hoy sigue siendo igual de complicado que hace dos años y medio. ¿Habrá más llamadas de Pedro Sánchez?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios