Universidad

“El mundo está concentrado en Cádiz”

  • La UCA da la bienvenida a los 450 estudiantes Erasmus y Visitantes de 47 nacionalidades que se quedarán en la ciudad hasta finales del próximo mes de junio

Unas alumnas muestran las camisetas y la mochila que les entregaron en el acto de bienvenida. Unas alumnas muestran las camisetas y la mochila que les entregaron en el acto de bienvenida.

Unas alumnas muestran las camisetas y la mochila que les entregaron en el acto de bienvenida. / Joaquín Hernández Kiki

Valeria, Luis, Marco y Alessandro son solo cuatro de los 450 estudiantes Erasmus y Visitantes que han llegado a la Universidad de Cádiz para quedarse hasta final de curso. Este miércoles, la institución académica quiso darles una bienvenida calurosa para celebrar esta nueva aventura que, seguramente, no olviden durante el resto de sus vidas.

La expectación ante lo que les espera y la alegría por haber llegado a su destino eran las notas predominantes en un acto que tuvo lugar en el edificio Constitución 1812, donde no faltó ni un detalle. Los estudiantes recibieron, nada más entrar, una camiseta, una mochila y un cuaderno de la UCA y tenían a su alcance toda la información sobre los grados, másteres y servicios que ofrece la universidad en sus cuatro campus.

El patio del edificio era un crisol de culturas y nacionalidades, 47 en total, que intentaban comunicarse en español con resultados irregulares. Valeria, de Bielorrusia, se defendía bastante bien con el idioma quizá porque la carrera que va a cursar este semestre es Filología Hispánica. La joven, que lleva en la ciudad una semana, ya se ha formado una opinión clara sobre ella. “Está un poco sucia y me parece que hay muchos perros”, afirmó, no obstante reconoció que es una ciudad muy turística que “me encanta”.

Marco, italiano de la región de la Toscana, igual que su amigo Alessandro, explicó que eligió hacer el Erasmus en Cádiz “por el mar”. Aunque tenía más opciones para hacer este intercambio dice que fue la que más le llamó la atención. Por su parte, Alessandro tenía referencias de un compañero que estuvo el año pasado en la UCA y le contó su experiencia. “Si tuviera que ponerle, del 1 al 10 una nota, le pondría un 11”, sentenció.

Un venenciador sirve una copa de fino a los estudiantes. Un venenciador sirve una copa de fino a los estudiantes.

Un venenciador sirve una copa de fino a los estudiantes. / Joaquín Hernández Kiki

En el caso de Luis, estudiante mejicano que cursará asignaturas de Económicas e ingenierías, venir a Cádiz ha sido casi como un sueño. “Siempre he querido vivir en una isla, cerca de la playa. La ciudad es bellísima, la gente es muy amable, hay mucha cultura y además es muy segura, algo a lo que en México no estamos muy acostumbrados. Mi objetivo era venir aquí y finalmente lo logré”.

El ambiente a lo largo de todo el acto de bienvenida era festivo, algo a lo que también contribuyó Juan Carlos García, director general de Relaciones Internacionales de la UCA, quien micrófono en mano iba nombrando los países que forman parte en 2019 de esta convocatoria, a lo que los implicados respondían con más o menos entusiasmo.

Concha Valero, vicerrectora de Alumnado, dio las gracias a los presentes por elegir la Universidad de Cádiz y animó a los jóvenes a que “os llevéis una experiencia muy rica por la multiculturalidad que se concentra aquí. El mundo está concentrado aquí, vividlo y disfrutadlo”.

El oficial de Policía Local, Germán Valle, pidió conciliación a la hora de salir de fiesta y respetar el descanso de los vecinos sobre todo en el casco antiguo, una zona donde “viven muchas personas mayores”.Luego, los jóvenes se dispersaban para comer jamón, probar el vino fino y disfrutar del espectáculo de flamenco que la universidad había preparado. Solo faltó, para empaparse del todo de Cádiz, una chirigota.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios