Cádiz

Un mueble con una inscripción

  • La Diputación encargará también a expertos en historia que realicen un peritaje de la mesa que se conserva en el despacho del prelado, Antonio Ceballos

La Diputación encargará también a expertos en historia que realicen un peritaje sobre la mesa que el Obispado conserva en el despacho oficial de monseñor Antonio Ceballos, en el Hospital de Mujeres, que ayer acudió a ver el vicepresidente segundo de la Corporación Provincial y responsable de la Oficina del Bicentenario, Federico Pérez Peralta.

El director del Secretariado Diocesano para el patrimonio Histórico-Artístico, José Carlos García Solano, le mostró el mueble, realizado en caoba, con incrustaciones de otras maderas nobles en sus esquinas, en cada una de las cuales se reproduce el símbolo de un evangelista, mientras que en el centro aparece una paloma sobre unas nubes, simbolizando al Espíritu Santo, y debajo, en latín, la leyenda: "Spiritus Sanctus iluminet sensus et corda nostra" ("Que el Espíritu Santo ilumine nuestros sentidos y nuestros corazones").

La mesa, cuya tapa también está forrada de una tela verde entre las diagonales que van de San Mateo a San Lucas y de San Juan a San Marcos, tiene en la parte frontal las iniciales LVFR y en la trasera dispone de cuatro cajones.

Su aspecto es el de una mesa de gobierno, de tipo imperial, realizada en el siglo XVIII, y que según las personas de más edad relacionadas con la Iglesia Diocesana, desde siempre se ha conservado en el despacho del obispo, antes en el Palacio de la plaza de Fray Félix y ahora en el Hospital de Mujeres, en la calle del mismo nombre.

Desde el Obispado se facilitará que la Diputación, a través de los expertos correspondientes en la materia, pueda determinar si dicha mesa fue la utilizada para firmar la Constitución de 1812, lo mismo que hará con la perteneciente a la Fundación Arranz y Villa Padierna, que se conserva en la localidad malagueña de Benahavís.

Pérez Peralta, que destacó el compromiso de la Iglesia para la recuperación del patrimonio, además de la labor social que realiza, señaló también que Obispado y Diputación van a volver a reunirse para determinar otros compromisos a alcanzar, a través del nuevo canal de colaboración abierto ahora entre ambas instituciones.

La otra mesa, también de caoba, se dice que procede de un palacio que el rey Fernando VII poseía en la localidad malagueña de Carratraca, posteriormente transformado en hotel y centro termal.

La Diputación pretende recuperar la que se demuestre que fue la que se utilizó para la firma de la primer Constitución española, por su consiguiente importancia histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios