Cádiz

"Tengo muchísima ilusión y ganas de trabajar por el barrio"

  • Una mujer dirige por primera vez la entidad de Puntales · La nueva junta seguirá con los proyectos de la anterior y trabajará más con los niños, jóvenes y féminas

Pilar García Gutiérrez es la nueva presidenta de la asociación de vecinos Fuerte de San Lorenzo, del barrio de Puntales. Lleva sólo unas semanas en el cargo, ante el que siente "mucho respeto", pero lo ha cogido "con muchísima ilusión y ganas de trabajar por el barrio".

Tomar las riendas de esta entidad es un reto para ella, porque asegura que su antecesor, José Manuel Hesle, quien ha estado al frente durante casi 20 años, le ha dejado el listón muy alto. "Ahora me compararán con él. Pero hemos echado valor porque hacíamos ahora el cambio o no lo hacíamos nunca", declara.

Es la primera mujer que preside la asociación de vecinos de Puntales. A esto se une que la mayor parte de la nueva junta directiva está integrada por mujeres. Los principales cargos los ocupan Rosario Alfonsín como vicecoordinadora, María Jiménez como secretaria y Victoria Ruiz-Mateos como tesorera.

Pilar García cuenta que su padre fue uno de los fundadores de la entidad en el año 1969, "se encontraba entre ese grupo de vecinos que estaban descontentos con la situación del barrio. Él fue el primer presidente y ahora yo soy la primera presidenta".

Comenta que siempre le ha tenido mucho cariño a la asociación porque tiene los mismos años que ella y su vida ha ido en paralelo.

Pero no fue hasta 2009 cuando entró a formar parte de la junta directiva, como vicesecretaria. "Desde que mis hijos eran pequeños, siempre he pertenecido al AMPA del Colegio Nuestra Señora de Lourdes, como secretaria. Me gustan los niños, organizamos actividades y siempre estoy activa. Entonces, José Manuel Hesle me pidió que también echase una mano en la asociación de vecinos", relata.

Pilar García está muy agradecida a los miembros de la junta directiva anterior, dice que son un gran apoyo para ella. Algunos forman parte del nuevo grupo que dirige la entidad, ya que está formado a partes iguales por personas nuevas, directivos anteriores con una antigüedad no superior a cuatro años -entre los que se encuentra Pilar García- y otros que acumulan mayor tiempo al frente de la asociación. "Los miembros de la junta anterior siempre están a disposición de los nuevos y nos hacen más fácil la tarea del día a día", apunta. De entre todos, resalta la figura de José Manuel Hesle. "Es primordial. Sin él, el cambio no hubiese sido posible y nosotros no hubiésemos podido echar a andar".

Aun así, la presidenta señala que están faltos de personal. Necesitan voluntarios que echen una mano en la asociación de vecinos. Dice que hay personas que "no es que no quieran ayudar, si no que piensan que no van a dar la talla y no saben si podrán hacerlo bien. Nosotros les decimos que por supuesto que lo harán bien".

Entre los proyectos que tiene la nueva junta directiva de la asociación de vecinos Fuerte de San Lorenzo se encuentra continuar con el trabajo emprendido por la anterior. Pero también se han propuesto trabajar más con niños y jóvenes. "Los que se encuentran en la etapa de la adolescencia están aquí un poco perdidos y tenemos que volcarnos con ese grupo de chavales", afirma la presidenta.

Otro tema que le preocupa "muchísimo", además del paro, es "la cantidad de locales comerciales que se han cerrado últimamente. Hay que potenciar la actividad económica mediante algún comercio especializado. Sobre todo en temas de pesca, ya que tenemos aquí el Club Alcázar. También algún restaurante o cafetería".

Y le da mucha importancia a la falta de ascensores en muchos edificios del barrio. "Hay una gran cantidad de personas mayores que no pueden salir a la calle. Son prisioneros en sus propias casas. También habría que mejorar el acceso a las viviendas. Y eso que ya se ha hecho una gran labor, pero habría que llamar la atención de los políticos para que se conciencien con ese tema".

Asimismo, van a trabajar intensamente el tema de la mujer. "Las que tienen hijos pequeños están muy atadas. Aquí, hay mucha inquietud entre las mujeres del barrio, pero tienen el problema de que no saben qué hacer con los niños", afirma. Por eso, quieren pedir un aula de conciliación, para que las mujeres puedan desarrollar sus inquietudes mientras sus hijos están atendidos.

Pilar García afirma que, con el cambio de junta directiva, los partidos políticos han pedido reunirse con ellos. Entonces, aprovecharán para trasladarles sus proyectos. "Vamos a ser muy incisivos con el tema de la mujer y también con las mejoras del barrio. Sobre todo vamos a insistir en la zona de los descampados que hay frente a Mercadona, que se ha convertido en una escombrera. Con lo bonito que ha quedado el paseo marítimo... El acceso al barrio por esa zona es muy difícil", se lamenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios