Cádiz

La motorada arranca con menos animación y sin incidentes graves

  • La Policía Local detecta un menor número de moteros mientras que visitantes destacan la influencia de la crisis y que hay un mayor número de GP · La primera evacuación del circuito se hizo rápidamente

Comentarios 5

 Las primeras sensaciones es que la motorada 2010 ha comenzado en Jerez un poco apagada: menos  aficionados  en la ciudad, indicaban policías locales que vigilaban los cruces y carriles especiales, mientras que los aparcamientos del circuito presentaban mejor aspecto. Muy positivo es que no se ha registrado ningún incidente grave en el término de Jerez hasta el cierre de esta  edición, indicaron ayer la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento jerezano. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) señaló que  hasta las siete de la tarde sólo hubo una incidencia destacable en la provincia relacionada con el Gran Premio: en el exterior del circuito, la Cruz Roja solicitó al 061 una UVI móvil para trasladar al Hospital de Jerez a un paciente de 22 años con quemaduras provocadas por combustible. Fue dado de alta.  También el dispositivo formado por el 061 y Cruz Roja atendió incidencias leves relacionadas con alergias, picaduras o efectos del calor, atendidas in situ y que no precisaron traslado. En el resto de la provincia, nada destacable.

Todo parece apuntar a que la crisis ha hecho estragos en los bolsillos de los moteros, como en los del resto de ciudadanos, para justificar esta menor animación inicial aunque el grado de ocupación hotelera es óptimo. La previsión de la patronal Horeca espera que se alcance el 98,29% en Jerez durante este fin de semana. Pero en bares y estaciones de servicio, dos de los mejores termómetros para evaluar el impacto positivo de la motorada, se notaba muy poco ambiente y, en todo caso, un gasto muy comedido. "Es que no hay un duro, si hay cuatro millones de parados", apuntan varios moteros en la avenida de Arcos.

La evacuación del circuito tras la primera tanda de entrenamientos oficiales se hizo ayer sin ningún problema y con gran rapidez. Como se anunció en la junta local de seguridad de Jerez, la Guardia Civil  desplegó ayer un gran número de efectivos de Tráfico en la autovía A-382 -Jerez-Arcos- que realizaron las primeras denuncias por infracciones, destacando varias por exceso de velocidad, como pudo comprobar este medio.

A nivel oficial la alcaldesa, Pilar Sánchez, hizo una previsión optimista después de la puesta en marcha del Centro de Coordinación Operativa (CECOP) del circuito y manifestó que "esperamos una llegada de visitantes mayor que en años precedentes y por supuesto, con la experiencia que acumulamos, esperamos y deseamos que no se produzcan incidentes de importancia, para ello hemos activado la campaña de prevención dirigida a los moteros recordándoles unas normas y comportamientos básicos para su seguridad y la de todos". La regidora destacó también que se ha activado ya el Plan de Emergencia Local y pre alerta a nivel provincial. Asimismo, expuso el alto nivel de colaboración alcanzado entre las diferentes autoridades.

 A la caída de la tarde  la motorada comenzó a animarse, "sólo un pelín", decían los agentes del 092. El ambiente moteros se vivía especialmente en los bares de Alcalde Álvaro Domecq -donde se ha reservado carriles sólo para la circulación de motos, señalizado con conos- y  la de Arcos. Pero menos que el año pasado. Para algunos motoristas un dato que puede influir en esa menor asistencia es que " puede estar repercutiendo que hay muchos Grandes Premios en España. La gente se puede estar repartiendo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios