Cádiz

De momento, no tan apta

  • La nueva fórmula de valorar a las agrupaciones en la preselección motiva más críticas que apoyos entre ocho destacados protagonistas de la fiesta gaditana

La decisión de la junta del COAC en el Patronato del Carnaval de eliminar las puntuaciones en la preselección dando al jurado únicamente las opciones de calificar a las agrupaciones como "apta" o "no apta" era ayer motivo de muchos comentarios en los mentideros de la gran fiesta de la ciudad. La novedad, una propuesta de la Asociación de Autores, fue aprobada por unanimidad en la junta por parte de los colectivos con voto y de la representación municipal. Ayer, ocho destacados protagonistas del Carnaval sondeados por este medio no reflejaban, ni mucho menos, la unanimidad que consiguió la idea en la reunión del pasado martes. La mayoría de ellos pone en duda la idoneidad de la decisión.

Javi Aguilera, autor de cuartetos, fue rotundo al asegurar que "esto es un paso atrás. Ya en 2014 no se arrastró la puntuación de preselección y no funcionó". A su juicio "los favoritos van a regalar un pase que no servirá para nada. A mí me gusta que se puntúe desde el principio". El carismático cuartetero "vería bien" el apto o no apto "si las cabezas de serie pasaran directamente a cuartos". De lo contrario, "qué sentido tiene que las punteras pasen por la preselección". Para El Selu, se trata de una manera de puntuar "demasiado categórica y rígido. Poco flexible. Y hasta poco respetuosa con el trabajo de las agrupaciones durante meses".

Para el director de comparsas Faly Mosquera, la junta del COAC "se entretiene en cosas que no tienen importancia. Ganarán, como siempre, los que el jurado quiera". Quiso apuntar que "hay cosas del Concurso que habría que cambiar antes, como su duración. Estamos manteniendo una preselección eterna por dinero, que es lo único que parece que aquí interesa". Estimaba Mosquera que "nadie quiere coger el toro por los cuernos y que al Falla vayan solo los que tienen nivel y no también los que le faltan el respeto al público". El autor de coros Faly Pastrana se mostraba igualmente contrario a la novedad. "El apto o no apto tiene que establecerse fuera del Falla, para que los grupos se ganen el derecho a cantar en el Concurso", comentó. Añadió que "sin puntos de arrastre los grupos punteros no perderán el tiempo cantando buenas letras". A medida que respondía, Pastrana fue aumentando su tono crítico: "Esto me suena a cachondeo. Todo esto está perdiendo la esencia y se están inventando muchas tonterías. Creo, en realidad, que hay un exceso de gente aburrida". Fue Juan Carlos Aragón quien tiró de ironía para referirse a la nueva fórmula de valoración de las agrupaciones. "Lo de apto o no apto está bien para preliminar. Para la semifinal yo vería mejor el modelo selectividad. Y para la final, un sistema de créditos. Así tendría más glamour. Y por supuesto, el no apto implica retirada del vídeo de YouTube", señaló.

Germán García Rendón, autor de la saga de comparsas 'OBDC', tenía palabras favorables y otras que demostraban algunas dudas. "Es una manera de ponérselo más fácil al jurado, pero para las agrupaciones no es lo mismo quedarse a las puertas que quedar de los últimos. Siempre gusta saber dónde estás y saber en qué se ha fallado. Sería necesaria una referencia para las que se quedan en el corte", indicó. A criterio de este coplero "pueden meter en el mismo saco, de no apta, a grupos que lo han hecho muy bien pero el jurado no las ha clasificado con otros que lo han hecho fatal". Sin embargo, dijo que no ve mal "que el jurado tenga una visión más global sin el arrastre de los puntos de preliminares". A diferencia de otros compañeros a los que este medio pidió su parecer, Germán piensa que "a las agrupaciones favoritas no les interesa cantar cualquier cosa en preliminares aunque no se arrastren los puntos. Yo, personalmente, no escribo letras para un preliminares o semifinales. Hago seis o siete pasodobles que creo que son buenos. Todos sabemos que las favoritas tienen que gustar desde el primer día". En la misma posición se situaba el autor de chirigotas José Antonio Vera Luque. "No creo que las agrupaciones favoritas canten lo peor porque estén seguras de pasar. La primera impresión es la que cuenta y luego es difícil remontar aunque no haya puntos", opinó. En cuanto a la forma de decidir qué grupos pasan a cuartos de final, Vera precisó que "es la misma criba reflejada de otra forma. Puede ser buena para que el jurado tenga una visión global de las agrupaciones cuartofinalistas. Es más cómodo para el jurado, pero en el desenlace del concurso no tendrá influencia".

Por último, el autor Luis Rivero, que "a priori" no la considera una idea negativa, sí matizó que "será importante que el jurado tenga capacidad para variar de opinión hasta el último momento. Se supone que con esta fórmula el notario solo aparecería al final para recoger el listado del pase". Avisó de que "puede haber más agrupaciones aptas que el número que se decida por cada modalidad. Por eso es bueno que hasta el final esté todo abierto". Según el creador de 'El mayor espectáculo del mundo', primer premio en el COAC 2017, "la puntuación hasta ahora solo ha complicado al jurado". Habrá que ver si la, en teoría, más fácil fórmula de "apta" o "no apta", no pone al jurado de 2018 en otros aprietos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios