Cádiz

El diseño "minimalista" del futuro complejo hotelero no entusiama

  • Felipe Palero, ex director del Atlántico, dice no comulgar con los paradores actuales

El pasado y el futuro coincidieron el sábado en el salón Poniente del Hotel Atlántico. Una exposición compuesta por 44 imágenes de la historia del Parador colgaban de la pared junto a tres amplios paneles que incluían los planos del Parador nonato.

Un Parador cuyo diseño no convence a muchos de los invitados que asistieron al cóctel de despedida. "La verdad es que no me entusiasma el nuevo diseño. Parece un submarino emergiendo del agua", comparaba el huésped Antonio Porras. A su amiga Ana Fraga tampoco le ha ilusionado su envoltura, pero aun así está deseando meterse dentro. Le alegra pensar que la mayoría de los empleados actuales volverá a desempeñar sus funciones en las nuevas instalaciones.

A María Dolores Cívico, que lleva 18 años veraneando en el octogenario equipamiento hotelero con su marido Rufino Arnáez, no le ha gustado el "minimalismo" del nuevo hotel "porque lo hace frío". Esta salmantina afincada en Madrid se ha alojado en el Parador de Alcalá de Henares y asegura que no se sintió del todo cómoda en una instalación con "una recepción enorme y todo muy funcional. Eso lo priva de encanto".

Felipe Palero, ex director del Atlántico, tampoco aplaude el nuevo diseño del complejo hotelero, y aprovechó el sábado para ofrecer su opinión sobre lo que considera que debe ser un parador: "No comulgo con el concepto de paradores de ahora. Antes eran espacios relativamente pequeños y muy tranquilos. No había bailes ni bodas. Pero el tipo de servicio ha variado mucho, y sigo sin entender que un parador pueda ser hotel también. Esas dos palabras juntas no me suenan bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios