José Luis Ortiz. Abogado

"Hay 4 millones de 'suelistas' cuya única salida es ir al juzgado"

  • A pesar de que ya hay jurisprudencia, la mayoría de afectados no da el paso de demandar la ilegalidad de las cláusulas suelo. Supone pagar unos 300 euros más al mes.

José Luis Ortiz dirige en Cádiz el Bufete Ortiz Abogados, que se ha especializado en las cláusulas suelo y los productos bancarios tóxicos, donde han conseguido sentencias pioneras.

-Cuando empezó a tratar las primeras denuncias sobre las cláusulas suelo, ¿pensó que el tema tendría tan repercusión?

-Nosotros éramos un despacho pluridisciplinar donde tocábamos desde compañías de seguros a arrendamientos o sucesiones... Un buen día cayó en mis manos la primera sentencia, la 241/13 del Tribunal Supremo, por la que estimaba una acción colectiva de la Asociación de Usuarios de los Servicios Bancarios (Ausbanc Consumo) contra el BBVA, CaixaMar y Nova Caja Galicia por la que aplicaba la normativa 93/13, de condiciones generales de la contratación, y establecía que las claúsulas suelo eran nulas porque no estaban plenamente enunciadas y no había posibilidad de negociarlas por parte del consumidor. Además de declararlas nulas recogía su retroactividad. A mí esta sentencia me hizo reflexionar teniendo en cuenta que en España los derechos civiles de los consumidores están bastante dejados de la mano de Dios, están olvidados y ha tenido que ser Europa una vez más, promulgando esta directiva, la que haga una llamada de atención sobre los poderes públicos.

-Estas claúsulas, ¿son comunes en el resto del continente europeo?

-No, solo en España se aplican, no las hay en ningún estado comunitario, ni siquiera en los países económicamente más deprimidos donde la banca tiene un poder omnívoro como pueden ser Grecia y Portugal. En España tenemos el triste honor de ser el farolillo rojo en este sentido. Eso demuestra el poder que tiene el lobby de la todopoderosa banca, que ha conseguido que en España haya aún cuatro millones y medio de suelistas, de afectados por las cláusulas suelo que aparecen en sus hipótecas.

-Habiendo ya jurisprudencia, ¿cómo no se han tomado medidas para que desaparezcan de los contratos hipotecarios?

-Sería el Gobierno de España el que debería promulgar una ley para erradicarlas, pero mientras la banca tenga ese poder es muy difícil. Si las cláusulas suelo se eliminaran, la banca dejaría de percibir nada menos que 780 millones de euros al año. Con ese negocio, la banca no va a dar su brazo a torcer. El Gobierno español no ha hecho nada por atajar este problema social que afecta a muchísimos ciudadanos que están pagando 200 o 300 euros de más cada mes en su hipoteca y que supondría un respiro si no tuvieran que abonarlo. Sin embargo, quien sí está reaccionando masivamente es la judicatura, por un lado, y la propia Comisión Europea, que ha dictado una reciente resolución por la que corrige al Tribunal Supremo español y le hace dos severos reproches: el TS no puede interpretar una doctrina supranacional, o sea que tiene que acatar el fallo del TJUE; y mientras esté vigente en España el artículo 1.303 del Código Civil, el TS no puede establecer una retroactividad parcial como ha hecho hasta ahora. Es decir, en una cláusula suelo nula todos los efectos son nulos desde el principio y la retroactividad debe ser total. Una fecha importante es el próximo 26 de abril, cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se reunirá para decidir si se aplica esta retroactividad total. Es fundamental porque hay mucho dinero en juego, supondría devolver a todo el mundo el dinero que ha pagado de más desde el primer día por las cláusulas suelo.

-Su bufete consiguió una sentencia pionera en este sentido.

-Así es, es la primera sentencia que considera la nulidad total de las cláusulas suelo con carácter retroactivo. El banco tuvo que devolver a mi cliente 10.000 euros, que ya ha cobrado. Tras esa sentencia recibimos más de 260 llamadas de interesados.

-¿Cuántas personas denuncian estas cláusulas ilegales?

-Solo entre el 5% y el 10% de los 4.500.000 de afectados denuncia, por lo que a la banca le sigue siendo rentable aplicar estas cláusulas. Hay cuatro millones de 'suelistas' cuya única salida es ir al juzgado.

-¿Y por qué cree que no se demanda más cuando ya ha habido sentencias favorables?

-La gente no demanda porque tiene la mentalidad de que la banca siempre gana, por miedo y por desconocimiento. Cuando una persona va a firmar la hipoteca va como al matadero, no cambia ni una coma del contrato ni negocia. Creen que el banco les hace un favor al prestarles el dinero y es todo lo contrario, ese es el negocio del banco. Por otra parte, también se renuncia a denunciar por no poder hacer frente a la provisión de fondos necesaria para el procurador o abogado.

-¿Puede ser la lentitud de la Justicia otro hándicap para no dar el paso?

-En Cádiz se han acelerado los procesos, que están tardando entre 8 y 10 meses porque los casos han pasado a los juzgados de Primera Instancia; en otras localidades de la provincia pueden tardar un año más.

-Otro de los temas que más polémica ha generado en los ultimos años son los productos bancarios tóxicos.

-Sí, se han hecho muchos atropellos y cada vez aparecen más casos. Nosotros conseguimos una sentencia prionera contra Bankia en el tema de las preferentes y ganamos otro pleito por el que la entidad devolvió 1.300.000 euros a la Fundación Carmen Pinillos. En nuestro bufete defendemos los derechos civiles del débil frente al poderoso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios