Cádiz

La marcha de Matute a la Humildad y Paciencia

  • El injustamente olvidado músico gaditano compuso una obra para esta imagen que la cofradía recuperará este año por su 375 aniversario

Una de las grandes sorpresas que nos deparó el Fondo Musical del Archivo Histórico Municipal de la ciudad fue sin duda alguna el hallazgo de aquel himno en forma de marcha procesional dedicado a la efigie del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia. Aparte del ya conocido y valioso Miserere Mei Deus del maestro y hermano de la cofradía Camilo Gálvez Ruiz, existía otra composición legada por el mismo autor y que se encontraba entre las obras musicales del archivo catedralicio. La misma llevaba por título Cánticos de Penitencia y rezaba con la siguiente dedicatoria: "A mi buen amigo, Don Cayetano Ruiz Gómez. Mayordomo de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, recuerdo afectuoso del autor".

Gracias a la colaboración que en su día obtuve por parte del hermano de la misma, David de la Fuente, ostentando por entonces el homónimo cargo, pudimos conocer más datos sobre esta partitura. Según las actas conservadas, Cayetano Ruiz tuvo este cometido entre los años treinta al cuarenta del pasado siglo, con lo cual ya teníamos una aproximación de cuándo se llevó a cabo la partitura.

Todo esto ha trascendido desde que hace cinco años aparecieran las partituras para instrumento de la marcha en cuestión, en un muy mal estado de conservación y que gracias a una ardua labor de restauración informática pudieran ver nuevamente la luz. La composición titulada Al Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia estaba inspirada sobre los motivos de dichos cánticos penitenciales y fue recuperada en la primera Antología de Marchas Procesionales Ciudad de Cádiz, un concierto celebrado en la Iglesia del Carmen el año 2010 y ofrecido por la Banda de Música Maestro Dueñas. Se trataba de una adaptación para banda del injustamente olvidado músico gaditano Enrique Matute y Mira.

Sobre él, me gustaría hacerles algunos apuntes. Al cargo de la Capilla de Música de la Catedral durante muchos años, fue también director del Conservatorio de Cádiz en una de sus épocas más complicadas, que solventó con brillantez. Su vinculación con el mundo cofrade es bien conocida; poseía una coral propia que amenizaba los cultos internos de muchas cofradías gaditanas e incluso sevillanas. Labor poco considerada es la de copista de muchas de las piezas sacras que hoy forman parte del catálogo musical de nuestra Seo. Gracias en gran parte a él y a la familia Escobar, conservamos hoy dicho patrimonio. En el género bandístico, estuvo al cargo de la Educación y Descanso allá por la década de los cincuenta. La composición, ya aparece como parte del repertorio que interpretaba la Banda de Música de las Jons en 1936. Años más tarde y según las crónicas cofrades de Diario de Cádiz, consultadas en los años cincuenta, era ya tradicional que esta marcha-himno dedicada a Humildad y Paciencia se interpretara con asiduidad por la Banda de Educación y Descanso dirigida por dicho maestro.

Este año, cumpliéndose la efeméride del 375 aniversario de la bendición de la imagen del Señor, tenemos una cita obligada todos los melómanos de la música procesional. Dicha cofradía ha tenido a bien que esta composición sea la primera en sonar en su salida del Domingo de Ramos, aunque quizás tengamos oportunidad de oírla alguna vez más durante el recorrido.

La Banda de Música de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Rota, ya tiene las partituras y la está preparando para este esperado acontecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios