Cádiz

La limpieza de la ciudad iba a costar 16,8 millones al año durante una década

  • El planteamiento del Ayuntamiento fue rechazado y el nuevo pliego será por cuatro años

Un operario de Sufi Cointer, baldeando la calle en una imagen de archivo. Un operario de Sufi Cointer, baldeando la calle en una imagen de archivo.

Un operario de Sufi Cointer, baldeando la calle en una imagen de archivo.

El Ayuntamiento tenía preparado un pliego de condiciones para el nuevo contrato de limpieza que se traducía en 16.795.000 euros anuales y que siguiendo el modelo habitual se iba a firmar por un período de diez años. Este es el documento que habían redactado los técnicos de Medio Ambiente, incrementando el coste de la limpieza viaria de la ciudad en 2,8 millones de euros respecto a lo que se firmó en el año 2006.

No obstante, el área de Contratación y Compras del Ayuntamiento no aprobó la documentación presentada por Medio Ambiente, respondiendo que el modelo de contratación que debe asumir el Consistorio es de un máximo de cuatro años, más otros dos prorrogables si existiera acuerdo entre las partes.

Explican los técnicos en un informe al que ha tenido acceso este periódico que para que un servicio municipal (como lo es la limpieza viaria y recogida de residuos) pueda prestarse bajo la modalidad de contrato de gestión de servicios públicos, deben existir una serie de requerimientos que establece la actual legislación. Y la clave de esos requerimientos en la que se centra Contratación es en el "riesgo operacional" que debe asumir el concesionario en la explotación de esos servicios.

Ese riesgo de explotación se define como "el riesgo de enfrentarse a la competencia de otros operadores, el riesgo de un desajuste entre la oferta y la demanda de los servicios, el riesgo de insolvencia de los deudores de los precios por los servicios prestados, el riesgo de que los ingresos no cubran íntegramente los gastos de explotación, o el riesgo de responsabilidad por un perjuicio causado por una irregularidad en la prestación del servicio, no así los vinculados a la mala gestión o a los errores de apreciación del operador económico".

En el pliego redactado por el Ayuntamiento gaditano explican los técnicos que el importe económico se fija en función de costes de personal, vehículos o maquinaria, y no por magnitudes variables como toneladas recogidas o superficie a limpiar, "por lo que el precio a abonar no variará sustancialmente como consecuencia de las fluctuaciones en la prestación". "No existe pues cláusula alguna que permita advertir que el riesgo derivado de la explotación sea asumido por el concesionario", concluyen los técnicos, que por este motivo entienden que el contrato no puede ser de concesión de servicio público, descartando así la opción de un contrato de diez años por importe de 16,8 millones de euros al año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios