Cádiz

Kichi pide "conquistas reales para la gente" al acuerdo de Gobierno entre Sánchez e Iglesias

  • El alcalde cree que solo con medidas como la regulación del mercado de la vivienda, una ley de transición energética o la derogación de la ley Mordaza el pacto "merecerá la pena"

  • Lamenta el "error imperdonable de ofrecer una segunda oportunidad a la extrema derecha"

Kichi y Pablo Iglesias, cuando su relación no era tirante Kichi y Pablo Iglesias, cuando su relación no era tirante

Kichi y Pablo Iglesias, cuando su relación no era tirante / Román Ríos

El alcalde de Cádiz, José María González Kichi, se ha pronunciado con cierta frialdad sobre el pacto de Gobierno alcanzado por el PSOE y Unidas Podemos tras las elecciones del pasado 10 de noviembre. Poco después de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias comparecieran para firmar el acuerdo, el regidor gaditano pidió en un tuit "conquistas reales para la gente", marcando como medidas indispensables la "regulación del mercado de la vivienda, diálogo, transición energética, derogar la ley Mordaza, blindar los servicios públicos y la eliminación de las dos últimas reformas laborales". Para Kichi "entonces tendrá sentido, merecerá la pena" el acuerdo con los socialistas.

En las palabras del alcalde se atisba cierta desconfianza hacia el pacto alcanzado entre Sánchez e Iglesias, siguiendo así la línea expuesta por la coordinadora de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, que cuestionó el "abandono del espacio de la impugnación" y lamentó la "derechización de todo el panorama político" mientras el presidente del Gobierno en funciones y el líder nacional de Podemos se abrazaban en el Congreso.

Ya este lunes José María González criticó el "error imperdonable de ofrecer una segunda oportunidad a la extrema derecha" por parte de "los ingenieros políticos de La Moncloa y quienes convocaron elecciones para conciliar el sueño", en lo que tachó de "una irresponsabilidad imperdonable por cuestiones electoralistas".

"Ahora toca construir y reconstruir. Ser bandera de libertad y tener más que nunca un pie en las instituciones y, sobre todo, miles en la calle. La indignación no puede transformarse en odio, sino en la necesidad y las ganas de una realidad mejor, más justa y más libre. Luchemos más que nunca para alcanzar una sociedad feminista, ecologista y democrática", remarcó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios