Cádiz

Los juzgados dan la razón al Ayuntamiento por la tasa de vados

  • La primera demanda ha sido destimada porque considera que está bien fundamentada

El Ayuntamiento de Cádiz ha ganado el primer proceso al que se ha tenido que enfrentar en los juzgados de lo contencioso-administrativo contra la tasa de entrada y salida de vehículos o de vados que fue modificada en el año 2013 y con la que se empezó también a cobrar un complemento según el número de vehículos que estacionaran en su interior. Esto ha provocado que varias comunidades de vecinos hayan presentado recursos de reposición ante el Ayuntamiento que, al ser rechazados, han acabado en los juzgados. En el día de ayer se juzgó precisamente uno de ellos, pero el 2 de septiembre ya se estableció la primera de las sentencias por este tema.

En este caso, el juzgado número 2 desestimó la demanda de Garajes Rebollo, un estacionamiento público situado en el Paseo Marítimo y que tiene salida por Muñoz Arenillas.

En este caso se pasaba de pagar la tasa por la ocupación de las aceras simplemente, que estaba en 2013 en unos 115 euros en el mínimo de tres metros lineales, a 4.650 euros al ser un aparcamiento con más de 20 plazas.

La sentencia explica que en la Ley Reguladora de Haciendas Locales se establece que los acuerdos de establecimientos de tasas por la utilización privativa o el aprovechamiento especial de dominio público deberán adoptarse a la vista de informes técnicos económicos en los que se ponga de manifiesto el valor de mercado, que han de incorporarse al expediente para la adopción del acuerdo.

La parte demandante defendió que la modificación de la tasa "supone un incremento de su importe desorbitado". Asimismo, también añadía que "existen importantes vicios en el informe técnico económico" pues considera que "la base imponible viene constituida según la ordenanza por el número de metros lineales de entrada o paso de vehículos y reserva de la vía pública, no del número de vehículos, suponiendo el complemento establecido en la tasa un 96,40% del importe total de la tasa".

También alegó que para fijar el valor de mercado por el uso privativo, se tomó el medio de las ofertas de arrendamiento de los locales comerciales en Cádiz, "lo cual no es un criterio aceptable, pues no se puede comparar el alquiler de un local, que es una estructura, con el uso de un espacio público de forma ocasional".

La sentencia echa abajo todos los argumentos de la demandante ya que dice que en un vado hay algo más que un aprovechamiento ocasional y, por lo tanto, se ajusta a la exigencia legal la norma general de referir el valor a los alquileres comerciales. Asimismo, se dice que el número de plazas define directamente el uso que se le da al dominio público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios