Tribuna libre

¡Es la igualdad! ¿Queda claro?

Comentarios 3

8 de marzo de 2018. Ya no aguantamos más. Nuestra democracia esta coja y no nos queda otra que agitarla. Nos va la vida en ello. El principio republicano de No Dominación, el Derecho Fundamental a la Igualdad entre hombres y mujeres, a la vida, al respeto, a la dignidad, y toda una serie de derechos, cuyo cumplimiento resulta esencial para la convivencia en paz, libertad e igualdad, no se aplican. Simplemente son ignorados cuando nos referimos a las mujeres. Después de 40 años de Estado de Derecho en España, el terrorismo machista atenta contra las mujeres más que todas las bandas armadas. Después de 40 años conquistando derechos laborales en España, el paro sigue teniendo nombre de mujer y el empleo manifiesta su desigualdad desde la precariedad y la brecha salarial, de manera contundente, entre nuestro género. La discriminación tiene patente de corso si la ejercen hombres sobre las mujeres. Y este 8 de marzo ya no aguantamos más.

Nuestra huelga –si, nuestra huelga-, es una huelga femenina y feminista, la hacemos las mujeres para luchar por nuestras justas reivindicaciones que, en su conjunto, no son otra cosa que la pelea por la Igualdad. Ya no nos conformamos con las buenas palabras, no queremos las migajas condescendientes del hombre poderoso, vamos a por lo nuestro, a por lo que, por Derecho nos corresponde, y lo queremos ya, sin dilaciones ni transacciones.

Es la huelga más hermosa porque luchando por nosotras estamos luchando por toda la humanidad. Es la huelga por la solidaridad, para hacer un mundo más habitable y justo para las mujeres, para hacerle la vida más amable a la mitad de la población. Es también una huelga para mejorar nuestra economía. ¿Cómo es posible que algo tan antieconómico como despreciar la fuerza productiva de la mitad de la población sea la moneda de cambio en nuestro país? No es una huelga contra nadie, pero ¡ojo! que nadie tenga la tentación de infravalorarla porque en esa insensatez estarían provocando un choque de trenes de dimensiones importantes.

Nos hemos cansado de las palabras, queremos hechos. Ya sabemos que al presidente Rajoy este es un tema que no le gusta, como él dice “mejor no entrar en esas cosas”. Es lógico, su aversión a la igualdad le impide tener el mínimo interés tan siquiera en poner este principio entre sus prioridades. ¿Que más le da a él que las pensiones de las mujeres sean un 30 por ciento más bajas que la de los hombres? Para Rajoy estas “cosas” son política, y ya se sabe su principio de “no hacer política”, como decía Franco a sus ministros. Pues sí señor presidente, vamos a hacer política y, para empezar, este 8 de marzo acudiremos a la convocatoria de huelga participando en el paro de dos horas, en las manifestaciones, en cada acto que se convoque para decirle a usted y a los que piensan como usted que se acabó la broma y, si no nos escucha y pone remedio a esta situación, prescindiremos de usted, de sus principios, de su caspa, de su trasnochado machismo, y lo haremos porque nuestra fuerza nos basta y a buen seguro será complementada por muchos hombres, buenos compañeros que nos acompañan en esta lucha.

Las socialistas pretendemos que, a corto plazo, se tomen iniciativas como puedan ser la efectiva puesta en marcha del Pacto de Estado contra la violencia de género, que no quede en papel mojado. Queremos que la Ley de Igualdad no sea un desiderátum y se convierta en el arma principal de los valores que defendemos. Queremos que se legisle sin demora para que el viejo pero actual principio de igual trabajo igual salario sea una realidad, que la precariedad no sea la fórmula de salida de la crisis económica, que los planes de igualdad en las empresas y en las administraciones sean una obligación y no una opción. En definitiva éstas y otras muchas medidas que conformen todo un cuerpo de actuaciones para que la Igualdad no sea una quimera.

En nuestra ciudad hacemos un llamamiento a toda la sociedad, sindicatos, empresas, partidos políticos, entidades sociales de todo tipo, para que empecemos a poner en marcha la maquinaria de la Igualdad. Exigimos a nuestro Ayuntamiento que elabore y ponga en marcha un Plan de Igualdad para Cádiz, tal y como se aprobó por unanimidad en el Pleno a propuesta del PSOE. Que sindicatos y empresarios se comprometan en el marco de la ciudad a trabajar esos planes en la negociación colectiva.

Estamos en la revolución de las mujeres, una revuelta pacífica, propositiva, democrática, justa, que nos conduce a una sociedad más progresista, más inteligente, alegre, sostenible. Súbanse a este carro, no hay vuelta atrás. Es por la Igualdad. Ya no vamos a pedir permiso. ¿Queda claro?

Mª del Pilar González Vázquez, Sec. de Política Institucional e Igualdad PSOE de Cádiz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios