Cádiz

La hostelería consigue aumentar las ventas durante el puente por el turismo

  • Horeca calcula que los negocios mejoran los registros entre un 15% y un 20% en el segundo tramo de la semana respecto a 2015, mientras que en el inicio mantiene los mismos datos

Cada fiesta se convierte en una nueva oportunidad que la hostelería debe aprovechar para hacer negocio. La Semana Santa es una de las fechas que los empresarios tienen marcada en rojo por la gran cantidad de visitantes que llegan a la ciudad por el reclamo de los cortejos procesionales y el buen clima para poder disfrutar de sus vacaciones.

La hostelería gaditana ha aumentado sus ventas respecto a años anteriores, lo que le permite tener un respiro tras años en los que los beneficios se habían venido abajo a cuenta de la crisis económica. Una satisfacción generalizada en el sector que se sustenta, principalmente, en el desarrollo de la segunda parte de la semana, con el Miércoles Santo como ecuador. En estos últimos días, la subida ha sido de entre un 15% y un 20% en comparación con los registros que se consiguieron hace un año, según los datos aportados por el presidente de Horeca, Antonio de María. El contraste con estas cifras se encuentra en el inicio de la Semana Santa, ya que el primer tramo se mantuvo en números similares a los obtenidos en 2015.

Ante esta mejora, Antonio de María expresó su satisfacción por lo que supone para el colectivo que representa, ya que "la hostelería está bastante mal. La hotelería está subiendo sus ventas, pero la hostelería, no".

Uno de los motivos por los que la hostelería se ha sostenido, según el presidente de la patronal, es la llegada de muchos turistas a la ciudad durante esta pasada Semana Santa. "La recuperación se produce por la gente de fuera. Cada vez que hay un evento en el que viene gente de fuera, se nota que suben las ventas", explicó De María. Un ritmo de consumo que no se puede sostener por parte de los gaditanos, ya que "tienen poco poder adquisitivo".

Aunque en líneas generales el tiempo ha acompañado, la inestabilidad que alteró las procesiones del Domingo de Ramos al Martes Santo, tal y como señaló el presidente de Horeca, "sí ha afectado al recogerse los cortejos más temprano", dando como resultado que las ventas fueran similares a las de hace un año. Aun así, uno de los síntomas de la buena climatología ha sido el buen rendimiento obtenido durante estos días por los establecimientos del Paseo Marítimo.

Con todo, esta mejora "nos sitúa en la línea de la recuperación". Para ello, un debate que surge alrededor del turismo es el de la necesidad de la desestacionalización para poder generar actividad económica durante todo el año. Sin embargo, no está De María muy de acuerdo con este asunto. "Querer que el mes de diciembre sea igual que el de agosto es absurdo porque en diciembre no hay vacaciones. Durante el año tenemos varias épocas para el turismo. La Semana Santa hay que potenciarla y es importante que nos encarguemos de moverla. Ahora vienen las ferias, que es otra época del año en el que viene gente de fuera. Por eso, hay que potenciar los diferentes momentos de los que vive el turismo provincial".

De hecho, recalcó que "la capital soporta mejor el año completo. Por eso, lo que hay que procurar es no disminuir los esfuerzos para anunciar la ciudad al ser la única actividad económica que tiene futuro. Hay que mantener los niveles de difusión".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios