750 aniversario del traslado episcopal a Cádiz

La historia diocesana a través del arte

  • El Obispado inaugurará la exposición 'Traslatio Sedis' en la Catedral el próximo día 18

  • El número de obras se eleva a 91

Un operario trabaja en el montaje de la exposición 'Traslatio Sedis' que se inaugurará el día 18. Un operario trabaja en el montaje de la exposición 'Traslatio Sedis' que se inaugurará el día 18.

Un operario trabaja en el montaje de la exposición 'Traslatio Sedis' que se inaugurará el día 18. / julio gonzález

Maderas, moquetas y otros materiales tienen ya a la Catedral prácticamente cerrada al público, que solo puede visitar la vía sacra y la cripta. Los trabajos de montaje para la exposición Traslatio Sedis, con la que el Obispado conmemorará el 750 aniversario del traslado de la diócesis a la capital, se han acelerado, ocupando ya buena parte del día. El próximo 18 de junio es finalmente la fecha elegida para inaugurar esta muestra que cuenta con el aval de la Fundación Las Edades del Hombre -que se ha encargado del diseño- y que permanecerá abierta hasta diciembre.

El objetivo de esta exposición es poner de relieve la historia católica de la diócesis a través del arte que ha ido legando en todos estos siglos. Desde sus orígenes, allá por el siglo I, cuando el Cristianismo se abrió paso frente al culto al Hércules gaditano (que se plasmará en dos obras cedidas por el Ayuntamiento). Y sobre todo a raíz del traslado de la sede a Cádiz siete años después de que la ciudad se incorporara al Reino de Castilla (lo que estará presente a través del cuadro de Matías Moreno La conquista de Cádiz que se expone en El Prado; "momento en el que empieza la historia diocesana", como remarcó ayer el comisario de la muestra, el sacerdote David Gutiérrez, durante su presentación.

Se pondrá de relieve el peso que han tenido algunos obispos a lo largo de estos 750 años (con obras alusivas a ellos), la importancia que tuvo en su día el Cabildo Catedral, "de los más grandes de España"; o el culto señalado que tenía el templo diocesano (con la exposición de la custodia del Corpus completa, incluido la Custodia del Cogollo y el viril de la Custodia del Millón, algo que no es habitual). También se pondrá de manifiesto el valor del Seminario Diocesano, "la institución docente más antigua de la provincia"; o la ramificación de la diócesis a través de las parroquias (117) repartidas en todo el territorio, exponiendo piezas de las parroquias más emblemáticas de cada arciprestazgo relacionadas con la administración de los sacramentos, como muestras de la labor fundamental de estas parroquias.

La vida religiosa estará también representada en la muestra, "ya que era una diócesis muy rica porque no podemos olvidar que aquí fueron destinados muchos misioneros a la espera de salir hacia América a evangelizar". Igualmente, los laicos tendrán un apartado especial en Traslatio Sedis, representando a toda la realidad seglar de la diócesis sus cofradías -que son las exponentes de un arte que diferenciará entre las hermandades sacramentales (la de la Santa Cueva), las de penitencia (incluyendo "piezas únicas no expuestas hasta ahora" al vincular la creación de las cofradías de penitencia a los conventos, según expuso ayer Gutiérrez) y las de Gloria- y la caridad de sus hospitales.

Un último bloque expositivo se centrará en Ceuta, contando con cinco piezas emblemáticas que hablan de esta realidad diocesana desde el Concordato de la Reina Isabel II -en 1851, cuando Ceuta quedó agregada a la diócesis de Cádiz-.

En total serán 91 las piezas que pondrán en valor a través de 1.400 metros cuadrados de exposición, dividida en seis bloques temáticos, toda esta historia diocesana. "No hemos buscado un muestrario de lo que tenemos, sino que se ha querido a través del arte dar a conocer qué es la Iglesia diocesana", explicaba ayer David Gutiérrez.

Es por ello por lo que la Catedral se está transformando en un museo temporal, mediante paneles de un intenso color azul que alcanzan hasta los 4,90 metros de altura y moquetas que cubrirán todo el suelo; un trabajo que acumula ya 25 días y que ha encarado su fase final, con las obras de arte aguardando en la Sacristía Baja el momento de empezar a colocarse.

Una apuesta fuerte del Obispado, por tanto, que busca lograr un "gran tirón entre nosotros y nuestros visitantes" -teniendo en cuenta que más del 70% de los visitantes actuales de la Catedral son internacionales, según destacó el gerente de la empresa encargada de la gestión de las visitas, Artisplendore, Francisco Moya-, con el objetivo de "dar una dimensión a la ciudad y su cultura y contribuir también al turismo" y con una clara vocación catequética, según puso ayer de relieve el obispo, Rafael Zornoza, durante la presentación de esta muestra que cuenta ya con página web (traslatiosedis.com) y que se difundirá a través de unos catálogos y álbumes fotográficos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios