Cádiz

La grieta del Oratorio, una "huella del tiempo"

  • El Obispado asegura que permanece en el edificio desde que se rehabilitó en 2011 

  • Tras una inspección técnica no se observa "que haya habido una alteración"

La grieta que se puede ver en la cúpula del Oratorio La grieta que se puede ver en la cúpula del Oratorio

La grieta que se puede ver en la cúpula del Oratorio / Julio González

El Obispado de Cádiz ha trasladado un mensaje de tranquilidad respecto a la grieta localizada en el Oratorio de San Felipe. Los técnicos de la diócesis han precisado que esa grieta "forman parte de un conjunto de deformaciones en la bóveda encamonada" que la dirección facultativa de la obra decidió respetar durante las obras de rehabilitación que se hicieron en el edificio, y que financió en su día la Junta de Andalucía de cara a la celebración del bicentenario de la Constitución de 1812 al ser la sede en la que se promulgó la Carta Magna.

Por tanto, según el Obispado esa grieta localizada en la bóveda del histórico edificio permanece allí "inalterada" desde el año 2011, cuando finalizó la rehabilitación y el edificio fue entregado a la Iglesia. Pese a ello, los técnicos del Obispado han realizado una nueva inspección, en la que no han observado "que haya habido una alteración de estos defectos preexistentes en estos años transcurridos tras la restauración del inmueble".

Desde el Obispado se explica que en los procesos de restauración y rehabilitación de edificios se considera conveniente "la conservación de determinadas imperfecciones preexistentes que permanencerán reconocibles con posterioridad", como así decidió la Delegación de Cultura de la Junta en aquel proyecto. La idea, por tanto, es considerar un bien de interés cultural como "un elemento que pervive en la Historia pero que sufre la huella del tiempo". "Esta huella forma parte también del Patrimonio Histórico y por tanto no debe ser eliminada en los procesos de restauración, siempre que sea posible y compatible con los valores del monumento", añaden fuentes técnicas del Obispado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios