Cádiz

Cuatro grandes claves para interpretar las Cortes de Cádiz

  • El profesor Juan Sisinio Pérez inaugura el congreso Andalucía y la Constitución de 1812

En el Aulario La Bomba se está analizando estos días la influencia que La Pepa tuvo en Andalucía y el papel protagonista que jugó esta comunidad en los hechos históricos de la primera mitad del siglo XIX. Desde ayer y hasta mañana, acoge el congreso Andalucía y la Constitución de 1812, auspiciado por la Consejería de Gobernación y Justicia y las áreas de Historia Contemporánea de la mayoría de universidades andaluzas, en el que participan reconocidos expertos.

La conferencia inaugural estuvo ayer a cargo de Juan Sisinio Pérez Garzón, profesor de la Universidad de Castilla La Mancha, quien expuso las Claves para interpretar las Cortes de Cádiz. Entre el público se encontraba el historiador vasco Miguel Artola Gallego, al que hoy rendirá homenaje el congreso.

Para Juan Sisinio Pérez Garzón, hay "cuatro grandes claves metodológicas" para interpretar el denso proceso histórico que va desde la constitución de las Cortes el 24 de septiembre de 1810 hasta que se disuelven en 1813.

La primera clave es "saber que lo que ocurrió no tenía necesidad de que desembocara en las Cortes de Cádiz", que los cambios que se produjeron a raíz de los conflictos que se iniciaron en 1808 "no eran intencionados", "no estaban calculadas las consecuencias".

Otro aspecto a tener en cuenta es "los usos del lenguaje político en esta coyuntura", en la que no hay que dejar de lado las revoluciones que buscaban la independencia en el continente americano. El conferenciante propuso reflexionar sobre los términos "estado, nación, pueblo, sociedad civil, voluntad general y esfera pública. Conceptos clave de la historia política que entran en danza en esa época y todavía hoy se usan", términos que se conciben de diferente manera "según las circunstancias, según quien los utilice y a quién se dirija".

La cuestión social en aquel "periodo denso de conflictividad social permanente" es otra de las claves que apuntó Pérez Garzón. Habló del nacimiento de nuevos protagonistas, como el pueblo y la opinión pública, de tal forma que esta última deja de ser patrimonio de una elite minoritaria para confundirse con la población. "El pueblo asiste a las Cortes y abuchea a los diputados. La política es un espectáculo, algo inédito hasta ese momento", explicó. Otro aspecto social que el profesor destacó fue el nacimiento de los derechos fundamentales, como la libertad de prensa y asociación y el derecho del sufragio. "Se inaugura una nueva era: no hay gobierno que no quiera legitimarse a través del voto, que se convierte en el mecanismo de expresión de la voluntad general". También hizo referencia a "los acontecimientos que se produjeron entre mayo y junio de 1808, una revuelta popular inédita en España". Y apuntó como causa importante de la conflictividad la existencia de señoríos.

Para poder interpretar las Cortes de Cádiz, el conferenciante señaló también el hecho de que "los autores del proyecto presentaron como una reforma lo que era una Constitución revolucionaria", porque querían encubrir las novedades revolucionarias como simples adaptaciones para "aparentar que no hacían lo que hacían, lo que llevó a convocar no una Asamblea Constituyente, sino unas Cortes Generales, a modo del Antiguo Régimen".

El acto de inauguración del congreso estuvo presidido por el consejero de Gobernación y Justicia y presidente del Consorcio para la Conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812, Luis Pizarro; el delegado de Gobierno de la Junta en Cádiz, Gabriel Almagro; el rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales; el coordinador del congreso, Alberto Ramos, y la vicerrectora de Extensión Universitaria, Marieta Cantos.

Pizarro explicó el importante sello andaluz que tiene La Pepa, no sólo por el hecho de que fue en Cádiz donde se aprobó sino por la notable participación de diputados de la Comunidad Autónoma en su redacción. Y afirmó que la celebración del Bicentenario "debe servir para unirnos bajo nuestra identidad andaluza, porque La Pepa es Cádiz y es Andalucía, y debemos sentirnos orgullosos porque contribuimos a que España e Iberoamérica alumbraran la democracia de la que 200 años después podemos disfrutar".

Por su parte, Alberto Ramos anunció la pretensión de celebrar otro congreso el año que viene sobre el nacimiento de los municipios y las diputaciones, esta vez de carácter iberoamericano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios