Cádiz

Las grandes bibliotecas, en el Campus

  • La permanencia en territorio UCA debe fortalecer lo ya existente en el Reina Sofía

La sede de la Casa de Iberoamérica. La sede de la Casa de Iberoamérica.

La sede de la Casa de Iberoamérica. / germán mesa

En el proceso de paso a manos de la UCA, durante 50 años, del edificio del Reina Sofía queda por definir con mayor claridad el futuro de las bibliotecas y exposiciones allí existentes. Aunque el alcalde ya dejó claro el pasado miércoles que él garantiza que todas estas instituciones saldrán ganando con el cambio, estamos hablando de auténticos tesoros de nuestra cultura y, en determinados casos, de bibliotecas consideradas como únicas en toda España a incluso protegidas como Bien de Interés Cultural, como la Fundación Federico Joly.

Aquí el Ayuntamiento no debe tomar decisiones aceleradas y sí analizar las ubicaciones más adecuadas. E, incluso, tanto el gobierno local como la propia Universidad deberían de reflexionar sobre el interés, y la ilógica, de alejar del Campus Universitario de estas grandes bibliotecas, referentes únicas de nuestra historia, cuando lo evidente es que el nuevo Rectorado en el Reina Sofía es el sitio natural de estas grandes bibliotecas ya asentadas en el histórico edificio.

Cabe así plantear que equipamientos como la Fundación Joly, con un papel de relevancia en la investigación del Cádiz de 1812 y con un fondo histórico que se cuenta por 70.000 referencias, tienen que mantenerse en suelo del Reina Sofía, conectada también con la biblioteca de la Academia Americana e incluso la del Ateneo. Son, al fin y al cabo, centros de investigación por lo que no cabe otra ubicación que en el Reina Sofía, en el corazón del Campus de Cádiz. La lógica hace ver que, a priori, una salida de este edificio chocaría de lleno con el modelo de ciudad cultural y académica que se pretende con el Plan Integral del Campus.

El Reina Sofía tiene suelo suficiente para mantener sus bibliotecas y dar espacio a las dependencias universitarias, sobre todo si todas las exposiciones (Ory, Vassallo y Arámburu) sí se reubican en un espacio más adecuado como podría ser una potenciada Casa de Iberoamérica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios