crónicade san juan de dios

El gobierno local ya está avisado

  • 2017. La oposición deja muy claro que no va a apoyar unas cuentas con los ingresos de la venta del Estadio

Fran González, durante el Pleno municipal celebrado el pasado viernes. Fran González, durante el Pleno municipal celebrado el pasado viernes.

Fran González, durante el Pleno municipal celebrado el pasado viernes. / lourdes de vicente

1la llegada del gobierno de Podemos vino acompañado de una serie de mitos apocalípticos, a veces potenciados desde sus propias filas, como por ejemplo que se podía acabar con la Semana Santa de Sevilla. En Cádiz se pasó la primera en 2016 y la colaboración con el Consejo Local fue total y el alcalde realizó su papel institucional visitando a todas las cofradías antes de su salida procesional.

Esta semana el alcalde José María González ha estado a la altura del cargo que ostenta y ha tratado de poner un poco de cordura en el asunto de la no salida de la cofradía del Perdón en la Madrugada gaditana. Ha hablado con todas las partes e incluso llamó al obispo de la Diócesis, Rafael Zornoza Boy, para que tratara de interceder en este asunto que ha supuesto un terremoto no sólo en el mundo cofrade, sino también en la ciudadanía general. El alcalde entiende que supone una gran pérdida para la Semana Santa gaditana y para la ciudad y ha tratado de ponerle remedio.

2

David Navarro reconoció el otro día que la venta del Estadio se va a incluir en los próximos presupuestos municipales del presente año 2017 que acaben con la situación de cuentas prorrogadas. Lo que no ha dicho hasta ahora el concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Cádiz es si van a aparecer como ingresos extraordinarios, que es lo que pide la oposición, o muchos gastos van a depender de la entrada de este dinero, tal y como ha ocurrido en las cuentas de 2016 y que ha originado un desfase que todavía está por conocer hasta que no se lleve a cabo la liquidación del ejercicio de 2016.

Este fue el gran caballo de batalla de la oposición y que originó el rechazo general a unas cuentas que tuvieron que ser aprobadas por primera vez en la historia por la gatera de la oposición.

Este año la gran diferencia estriba en que sí o sí las cuentas tienen que ser aprobadas por el Pleno municipal, por lo que el equipo de gobierno tiene que buscar el apoyo de alguno de los dos partidos mayoritarios, casi imposible en el Partido Popular, y algo más factible en el PSOE.

Esta formación es la que tiene ahora mismo la clave para que las cuentas puedan salir adelante pero ya ha advertido que no va a pasar por incluir este ingreso como elemento estructural del presupuesto. Si no lo hicieron el año pasado, tampoco lo van a hacer en este.

Ciudadanos sospecha que el equipo de gobierno va a vender el alma al diablo y va a ponerse en manos de los socialistas para poder sacar adelante los presupuestos municipales. Básicamente que estos van a tener barra libre en todas sus peticiones.

David Navarro ya ha dicho muchas veces que las negociaciones para sacar adelante la venta del Estadio están muy avanzadas, pero hasta ahora no ha cristalizado en nada concreto. Ahora ha surgido una nueva variable y es el enigmático mensaje por parte de los socialistas de que van a estar atentos para que la venta del Estadio se produzca al precio con el que se licitó y tasó. Detrás de ese mensaje parece que hay una sospecha de que esta superficie se está ofreciendo a los inversores a un precio muy inferior de los 9,8 millones de euros iniciales.

Ya dijo el propio David Navarro que había enseñado el espacio entre 25 y 30 veces y está aún más seguro de que se va a vender pero hasta que el mensaje no venga acompañado de hechos...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios