Cádiz

El fiscal pide seis años de prisión para el jefe de Cirugía del Puerta del Mar

  • El médico se sentará en el banquillo por la muerte de un paciente tras una operación

El jefe del Servicio de Cirugía del hospital Puerta del Mar, Juan Manuel Vázquez Gallego, se sentará la próxima semana en el banquillo, en la Audiencia Provincial de Cádiz, como acusado de provocar por imprudencia la muerte de un paciente al que operó en ese centro hospitalario en mayo de 2000. El fiscal solicita en principio seis años de prisión para el cirujano, a quien acusa de dos delitos: homicidio por imprudencia grave y falsedad en documento oficial.

El escrito de acusación provisional sostiene que tras la intervención quirúrgica, el médico olvidó prescribir un fármaco anticoagulante que hubiese evitado el tromboembolismo pulmonar masivo que sufrió el paciente al día siguiente de la operación. También afirma el fiscal que tras el fallecimiento, el cirujano comprobó en la historia clínica la omisión del fármaco en la hoja de órdenes para el tratamiento y entonces la modificó con el propósito de desviar responsabilidades.

Por el primer delito, el fiscal solicita dos años de prisión. Por el de falsedad, cuatro años. También reclama la inhabilitación especial para el desempeño de la profesión de médico durante dos años e inhabilitación especial para empleo o cargo público durante cuatro. El fiscal, que considera al Servicio Andaluz de Salud (SAS) responsable civil subsidiario, pide además que el procesado sea condenado a indemnizar con 115.000 euros a la viuda del fallecido y con 19.000 a cada uno de sus cinco hijos.

El juicio comenzará el próximo lunes en la Sección Cuarta y está señalado para dos jornadas. El caso fue tramitado por el Juzgado de Primera Instancia número 2 (antiguo mixto número 6), que abrió diligencias previas en 2001. El escrito de acusación provisional no menciona qué circunstancias han podido provocar tanta demora en la instrucción del procedimiento: la Audiencia se dispone ahora a juzgar unos hechos que ocurrieron hace nueve años. El paciente, Francisco González González, de 54 años de edad, falleció el 31 de mayo de 2000 en el hospital Puerta del Mar.

Según el relato del fiscal, el hombre ingresó el 29 de mayo de 2000 en el Servicio de Cirugía General y Digestiva; en la habitación 468.2 de la unidad A. Le habían diagnosticado un nódulo pulmonar. Días antes del ingreso, señala el escrito de acusación, el Servicio de Anestesiología del hospital elaboró un informe preanestésico que determinó que el paciente tenía un alto riesgo de padecer tromboembolismo a causa de la operación a la que iba a ser sometido. Por tanto, fue pautado el medicamento Fragmin 5000 IU para doce horas antes de la intervención y cada veinticuatro horas después de la operación, durante diez días o bien hasta la deambulación del paciente.

El fármaco pautado (heparina de bajo peso molecular) podía ser sustituido por otros, como Fraxiparina o Clexane. Para ser administrado precisaba la correspondiente prescripción facultativa, anota el fiscal. La indicación, agrega, quedó incorporada a la historia clínica del paciente y consta acreditado que sobre las once de la noche del día de su ingreso, al paciente le fue administrado el medicamento pautado.

La operación comenzó sobre las nueve y media de la mañana del 30 de mayo. Finalizada la intervención, el procesado prescribió, en la hoja de órdenes para el tratamiento, suero glucosalino, vitamina B+C y Zantac, afirma el fiscal, quien sostiene que el cirujano olvidó "con negligencia inexcusable", prescribir el correspondiente fármaco anticoagulante pautado. El paciente regresó a su habitación sobre las diez y media de la noche y falleció cerca de las diez de la noche del día siguiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios