Cádiz

A falta de un visto bueno

  • La clausura oficial del cementerio de San José, trámite previo para que Bebés Robados pueda realizar las exhumaciones, está a punto de firmarse

"Falta un único documento", afirma tajante Alberto Prián, abogado de la asociación de Bebés Robados de Cádiz. Chary Herrera, presidenta de la entidad, entregó el pasado jueves una actualización del listado de familias solicitantes de las exhumaciones de los supuestos bebés robados. Un trámite menos pendiente. Ahora tan solo falta la autorización de la Dirección general de Memoria Democrática que realiza actualmente los trabajos de exhumación de represaliados durante el franquismo.

En el cementerio de San José no se produce un enterramiento desde 1992. El año próximo 'celebra' el 25 aniversario de su cierre. Y a pesar de que en el horizonte ya se proyecte la urbanización de los más de 22.000 metros cuadrados que dejará libres junto al mar -el anterior equipo de gobierno utilizó estos terrenos como iniciativa piloto de una herramienta de participación ciudadana, aunque se remonta a 2003 la presentación del proyecto del Parque El Descanso-, aún quedan flecos pendientes para su verdadero cierre definitivo.

Las exhumaciones de restos por parte de bebés robados y la plataforma de memoria histórica están pendientes de autorización. La falta de sintonía entre administraciones se tradujo durante años en un cruce de reproches que paralizó los procesos administrativos. El Ayuntamiento gobernado por Teófila Martínez y la Delegación de Salud se perdieron en interpretaciones legales sobre la normativa y la obligatoriedad o no de firmar la clausura oficial antes de cualquier trabajo sobre un terreno sensible.

La sintonía ha vuelto, según fuentes de ambas administraciones. Se abre entonces una comunicación directa para avanzar la tramitación. La Delegación de Salud volvió a transmitir en una reunión el pasado 21 de enero su disposición a firmar la clausura oficial del camposanto al día siguiente de recibir un documento del Ayuntamiento de Cádiz que confirme que está "todo resuelto". La propuesta del delegado, Manuel Herrera, venía a repetir la que ya había ofrecido su predecesora en el cargo, Miriam Alconchel. Ese todo incluye a las asociaciones afectadas por los restos que continúan enterrados en las instalaciones.

La asociación de bebés robados lleva desde 2012 trabajando por las exhumaciones en San José. En algunos casos se ha conseguido por orden judicial, aunque han sido los menos los que han encontrado buena acogida desde el ámbito jurídico. La mayoría llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Cádiz a través de la asociación para realizar las exhumaciones. Se enviaron entonces más de 60 solicitudes. Pero estas peticiones se convirtieron en un obstáculo para firmar la clausura, así que la asociación autorizó a posponer las solicitudes de exhumación para después del cierre oficial, sin pérdida de los derechos adquiridos.

La semana pasada Bebés Robados presentó al mancomunado una lista actualizada con las 51 familias que han decidido continuar adelante con el proceso. Algunas han tirado la toalla. Con este trámite, la clausura oficial del cementerio de San José está a falta de un visto bueno. El de la oficina de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, que debe autorizar este procedimiento confirmando que no se obstaculiza los trabajos de exhumación de los restos de represaliados que en estos momentos lleva a cabo en los terrenos. "Están trabajando en el tema", responden desde el departamento de memoria democrática consultada sobre el trámite pendiente.

El portavoz de la plataforma de memoria histórica de Cádiz, Antonio Chico, considera que la clausura del cementerio no es necesaria, puesto que en otros camposantos se está trabajando mientras siguen en funcionamiento, caso de Puerto Real. Sin embargo, el portavoz no quiere entrar a valorar los trámites entre administraciones. Reconoce que temían desde la plataforma que la clausura impidiese realizar las exhumaciones, pero que no es el caso, de modo que hacerlo antes o después del cierre oficial no es importante. La plataforma está a la espera de nuevos convenios -que se encuentran en proceso de preparación, según informan desde Memoria Democrática- para localizar una importante cantidad de restos que se ubican en las fosas.

Ante el último paso para poder comprobar la identidad de los bebés inhumados en el cementerio, la presidenta de la asociación Bebés Robados Cádiz admite que está cansada de tanta pelea administrativa y que ya han fallecido dos madres afectadas sin conocer la verdad. Chary Herrera expresa su esperanza de que no la convoquen a más reuniones, sino que la siguiente llamada sea para informarles de alguna fecha para realizar las exhumaciones, que el visto bueno que falta se produzca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios