Educación | Escolarización La eterna lucha de la escuela pública

  • El descenso de la natalidad y la competencia de los colegios concertados afectan a los públicos

  • El Ayuntamiento ha puesto en marcha de nuevo una campaña de apoyo

Docentes del CEIP Gadir atienden a unas familias en la jornada de puertas abiertas del centro. Docentes del CEIP Gadir atienden a unas familias en la jornada de puertas abiertas del centro.

Docentes del CEIP Gadir atienden a unas familias en la jornada de puertas abiertas del centro. / Marcos Piñero

Cada año miles de padres se hacen la misma pregunta: ¿En qué colegio matriculo a mi hijo? Algunos tienen claro el centro y no se plantean ninguna duda. Pero para otros muchos el debate es si se apuesta por la escuela pública o por la privada.

La preferencia por los centros concertados es una realidad en Cádiz que dista mucho de otras poblaciones vecinas. Por ello, el Ayuntamiento ha puesto en marcha por tercer año junto a la Federación Local de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Flampa) Gades y la Coordinadora de la Escuela Pública la campaña #YoElijoLaPública.

El consistorio gaditano ha anunciado una inversión de 400.000 euros para este 2019 y una moción presentada a Pleno para que la Junta desestime la implantación del modelo único educativo. “Es necesario seguir apostando por la escuela pública, donde se inculcan valores como la transversalidad, la equidad y la igualdad de oportunidades y hacerlo de manera real y efectiva para evitar tener centros de primera y de segunda”, defiende la concejala de Enseñanza, Ana Fernández.

En esa lucha por ganarse la confianza de las familias están cada día los directores y docentes de los centros públicos, que ven en el periodo de escolarización una oportunidad para mantenerse y seguir defendiendo su relevante papel. Para conseguirlo, se organizan jornadas de puertas abiertas para dar a conocer las instalaciones y los proyectos educativos.

El Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Gadir es uno de los que más problemas encuentra por la falta de matriculaciones. María de los Ángeles Lérida, su directora, explica que varias familias acudieron la semana pasada al centro para ser informadas acerca del plan de bilingüismo, los proyectos educativos, el comedor de gestión propia, instalaciones como el pabellón polideportivo, los jardines, el patio o las aulas de Infantil.

“La única forma de conseguir la supervivencia de la escuela pública es trayendo más alumnos, una tarea complicada si tenemos en cuenta que Cádiz pierde cada año a 50 niños de media”, señala la directora.La docente cree que la escuela pública tiene que reivindicarse y vender mejor sus logros. “El mayor número de aprobados en Selectividad y los mejores expedientes provienen de colegios públicos. Debemos modernizar las instalaciones, hacer ver que la inclusión es real y efectiva y competir en igualdad de condiciones, algo muy complicado si tenemos en cuenta que los colegios concertados son, al fin y al cabo, empresas. Algunos colegios pueden desaparecer si no nos ponemos todos a una”.

Dos madres observan un detalle del pasillo de Infantil de Celestino Mutis. Dos madres observan un detalle del pasillo de Infantil de Celestino Mutis.

Dos madres observan un detalle del pasillo de Infantil de Celestino Mutis. / Marcos Piñero

Elvira Sánchez, directora del CEIP José Celestino Mutis, se muestra satisfecha con el interés mostrado hasta ahora por los padres que han acudido al centro. “Les comentamos que somos bilingües, que tenemos aula matinal, comedor y actividades extraescolares, los planes y proyectos educativos... Pero en general por lo que más se preocupan es por el ambiente que se respira en el colegio, por la convivencia y la coeducación”. Elvira sostiene que la bajada de la natalidad y la pérdida de alumnos de segunda opción se ha notado en los últimos años, aunque no teme por este curso. “Han venido bastantes familias y creo que el curso en cuanto a matriculaciones lo podremos salvar bien aunque no lleguemos a los 25 alumnos. Muchas familias valoran tener clases con menos niños porque la atención es mejor”.

La directora del CEIP Celestino Mutis considera que para competir en igualdad de condiciones con la concertada hacen falta inversiones. “La campaña del Ayuntamiento está muy bien pero hay que ir al sustrato: poner los colegios en condiciones y modernizarlos”.

Uno de los centros que no tiene problemas a la hora de matricular alumnos es el CEIP Reyes Católicos, que siempre llega al cupo e incluso lo sobrepasa. No obstante, su director, Alberto Román , cree que la escuela pública “está en peligro porque si hay recortes siempre es en la pública y no en la concertada”. Alberto piensa que en la capital aún persiste la idea de que un colegio privado es mejor porque antes solo se lo podían permitir quien pudiera pagarlo, y subraya que “no jugamos con las mismas armas porque no tenemos los mismos recursos”.

Por ello ve fundamental enseñar “lo que hacemos, nuestros logros. Si estamos en esta posición es porque hemos hecho las cosas bien, es parte de nuestro trabajo, pero en general a la pública nos falta vender nuestra mejor imagen, algo para lo que necesitamos la ayuda del Ayuntamiento”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios