Cádiz

Una estudiante de altura

  • Marina Murillo, licenciada en Matemáticas por la UCA en 2010, ha obtenido el mejor expediente académico de España de los egresados de todos los títulos en ese año

Su nombre es Marina Murillo, pero sus compañeros de Facultad la llamaban Marina de Honor. El motivo es bien sencillo: a lo largo de la carrera de Matemáticas la joven acumulaba mayoritariamente matrículas de honor. En total, 39 matrículas y 3 sobresalientes, lo que la convierte en la estudiante con mejor expediente académico de España de los egresados de todas las titulaciones en 2010, con una nota media de 9,9. Y por tal meritoria 'hazaña', la ex alumna de la Universidad de Cádiz ha sido galardonada con una beca de La Caixa para cursar estudios de postgrado en una universidad española, lo que le está permitiendo desarrollar un máster en Investigación Matemática en la Universidad Politécnica de Valencia.

Marina, isleña de 23 años, reconoce sentirse muy "contenta" y "satisfecha" por todo este reconocimiento. Un reconocimiento que llega tras "mucho esfuerzo y trabajo", aunque recalcó que su vida no gira en torno a los estudios. "No soy la típica empollona -sonríe-. También salgo con los amigos, tengo aficiones... Mi vida es mucho más que estudiar".

Entonces, ¿cuál es el secreto de su éxito? La estudiante reconoce que siempre le han gustado las Matemáticas, "y estudiar algo que te gusta facilita mucho el trabajo... Hay que ponerle ganas y entusiasmo, además de no dejarlo todo para los últimos días. Es aconsejable llevar los estudios al día", comparte.

Antes de matricularse en la Facultad de Ciencias de la Universidad gaditana para cursar la licenciatura, la joven pasó por el colegio público Raimundo Rivero y por el instituto también público La Bahía, ambos en San Fernando. Ni en la Facultad ni en ninguno de estos dos centros hay constancia de suspensos de Marina. "Lo que peor se me daba era la Educación Física, pero la aprobaba", recuerda la estudiante.

También recuerda la nota que obtuvo tras presentarse a la Selectividad: un 9,8. No obstante, confiesa que accedió a la especialidad de Matemáticas con mucho respeto, "porque fueron varias las personas que me advirtieron que era una carrera difícil". Sin embargo, su expediente académico lo estrenó con un sobresaliente. "Cuando conocí la nota, no hice por obtener una matrícula de honor porque sinceramente no aspiraba a más. ¡Sacar un sobresaliente en la carrera de Matemáticas era lo máximo para mí!", ríe ahora.

Murillo se encuentra actualmente en Valencia, desarrollando el máster gracias a la beca de La Caixa y que se traduce en el pago de la matrícula del máster más el ingreso de 1.300 euros mensuales. "Iniciativas como ésta animan mucho, y más ahora que el mercado laboral atraviesa por uno de sus peores momentos. Deberían existir muchas más becas como ésta".

Y de beca a beca, pues Marina ya ha solicitado al Ministerio una para desarrollar el Doctorado en Matemática Aplicada, en la propia Universidad Politécnica de Valencia. "Las becas de Doctorado son incompatibles con un empleo, así que en los próximos tres años me centraré en el Doctorado. Por el momento no voy a echar currículos. Tampoco es el momento para hacerlo...", reflexiona en voz alta.

Y después del Doctorado, ¿qué? Una pregunta que también se hace ella y para la que aún no tiene respuesta. Pero sí tiene claro hacia dónde quiere encaminar su vida laboral: "Me gustaría obtener plaza en una universidad y dedicarme a la docencia y a la investigación, pero no sé como estarán las cosas cuando acabe el Doctorado...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios