Cádiz

Más especialización para mejorar la oferta de la ciudad

  • Se estudia la promoción de determinados locales para ampliar las ventas en el sector

La crisis económica que tanto daño ha provocado en el comercio de Cádiz, uno de los principales sustentos de la ciudad, ha tenido el efecto positivo de unir a las asociaciones del sector que siempre han funcionado por su cuenta desde hace años. Las dos principales, Cádiz Centro y Cádiz XXI, están ya trabajando para crear una oferta comercial única que potencie en exterior la imagen de la ciudad.

A la vez, se está analizando cómo puede cambiar el comercio, y sobre todo el empresario, para mejorar sus ingresos, para mejorar la oferta que se ofrece y para dar respuesta a las nuevas demandas de los clientes.

En este sentido, se plantea la necesidad de conseguir una cierta especialización. Se habla en este sentido de la importancia que para un determinado comercio (venta de calzado, piel, vinos, regalos...) tiene la cada vez mayor presencia de turistas en la ciudad, especialmente los que llegan a bordo de los cruceros al puerto de la ciudad. "Son comercios que tienen que amoldarse a los horarios de los cruceristas, no cerrando a medio día y promocionándose en los mismos barcos, para lo que es esencial la colaboración del Ayuntamiento", destaca José Domingo Prieto.

Junto a ello hay otras propuestas para potenciar el sector, como actuar cada vez más en el fin de semana, mejorar la formación de los trabajadores del propio sector o reforzar las actividades de ocio mencionándose de forma especial el potencial que tiene el Mercado de Abastos, especialmente tras su reforma y la apertura de las tiendas de gastronomía, con la celebración en su interior de exposiciones y otras actividades culturales.

Hay preocupación también entre las asociaciones por el elevado precio de los locales que se encuentran vacíos. "Aquí no parece que haya llegado la crisis", se lamenta Manuel Fernández Fedriani. Su asociación ya pidió en su día que se incrementase el IBI a estos locales, aunque se asume que legalmente es complicado. El Ayuntamiento sí está reforzando las inspecciones en estos locales, a la vez que muchos escaparates vacíos se están adecentando.

La asociación Cádiz XXI ha propuesto también que no se habiliten viviendas en los bajos de las nuevas construcciones o en los edificios rehabilitados. "Se deben de dedicar a uso comercial ya que de esta forma se aumenta la oferta en el mercado y los propietarios se verán obligados a bajar los precios". Hoy algunos comerciantes se han visto obligados a cambiar de calle ante el elevado coste de los alquileres de sus antiguos locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios