Mantenimiento urbano

El envejecimiento prematuro de la plaza de San Juan de Dios de Cádiz

  • Una obra que se hizo hace menos de una década con muchas prisas y la actual falta de mantenimiento hacen que se encuentre muy deteriorada

Un hombre camina junto a un alcorque en mal estado y el pavimento deteriorado. Un hombre camina junto a un alcorque en mal estado y el pavimento deteriorado.

Un hombre camina junto a un alcorque en mal estado y el pavimento deteriorado. / Lourdes de Vicente

Si hubo una obra con especial incidencia ciudadana de cara al Bicentenario a nivel de vía pública fue la plaza de San Juan De Dios. No sólo fue un cambio de fisonomía sino también de concepto, porque se procedía a peatonalizar uno de los puntos más importantes del casco histórico, el cual alberga la sede del Ayuntamiento de Cádiz y se encuentra justo enfrente de la llamada Puerta del Mar que separa el puerto de la ciudad.

Era una obra que empezó siendo más ambiciosa en el proyecto con una absoluta peatonalización y que después se suavizó un poco cuando se dejó la apertura para que cruzara el tráfico desde Lázaro Dou hasta la hoy llamada avenida del Cuatro de Diciembre de 1977. Asimismo, también se permitió que los taxis tuvieran su parada en el tramo de plaza situado entre la citada Lázaro Dou y Plocia, que hace poco tiempo pasó a la parte que se encuentra más cerca de la avenida del Puerto.

Lo que sí se eliminó totalmente fue todo el tráfico que había en el perímetro de la plaza e incluso las zonas de aparcamiento autorizados que había para el Ayuntamiento de Cádiz.

La plaza quedaba en una sola plataforma con una serie de fuentes a ras de suelo y la vuelta de la estatua de Moret que se encontraba en la plaza de Sevilla y el traslado a esa misma zona del obelisco que se encontraba en San Juan de Dios.

La obra se hizo a marchas forzadas para que estuviera lista para el mismo 19 de marzo de 2012, fecha en la que se conmemoraba el Bicententario. De hecho, la empresa que hizo los trabajos tuvo que realizar una auténtica carrera contrarreloj para que pudiera estar a punto.

Muchas de las losas están rajadas o incluso con boquetes. Muchas de las losas están rajadas o incluso con boquetes.

Muchas de las losas están rajadas o incluso con boquetes. / Lourdes de Vicente

Eso hizo que casi desde el mismo momento en el que quedó abierta se pudieran ver algunos defectos como losas que no se habían fijado bien al pavimento. Posteriormente hubo que levantar el suelo junto a la estatua de Moret para meter nuevas canalizaciones que acabaran con las inundaciones que frecuentemente se producían en la calle Nueva y en el entorno.

Casi nueve años después la plaza se encuentra en un estado lamentable porque también se ha producido una falta de mantenimiento evidente. Por ejemplo, hay varios alcorques que están levantados porque las raíces siguen creciendo y se están extendiendo por todo el piso. En otros lugares no hay losas, están rajadas y han desaparecido los cantos chinos por varias zonas de la plaza. En algunos sitios hay vallas amarillas alertando de peligros que llevan una eternidad y en la entrada a la calle Plocia hay un árbol que prácticamente está dejado caer sobre un buzón de correos.

Un árbol se encuentra apoyado sobre un buzón de Correos a la entrada de la calle Plocia. Un árbol se encuentra apoyado sobre un buzón de Correos a la entrada de la calle Plocia.

Un árbol se encuentra apoyado sobre un buzón de Correos a la entrada de la calle Plocia. / Lourdes de Vicente

En la parte que rodea al Ayuntamiento muchas de las losas se encuentra a distinto desnivel y rotas, en una zona donde además pasan camiones de baldeo y de otros servicios que no ayudan tampoco a que la situación mejore. Por el contrario, las fuentes suelen estar bien mantenidas y limpias porque cada cierto tiempo se actúa en ellas para que no acumule suciedad y durante las grandes concentraciones de personas se cierran.Sin embargo, esta es una plaza que no llega a tener una década y parece que tiene varias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios