innovación Enfoques sostenibles para la gestión del ambiente interior de instalaciones

Un edificio en la vanguardia del ahorro energético

  • El proyecto europeo I+D 'Clear-up', que tiene como objetivo reducir el consumo de energía, está desarrollando su fase de pruebas en la residencia universitaria Campus

Cada día somos más conscientes de la necesidad de hacer un uso racional, serio y eficiente de la energía, como forma de ayudar a preservar el medio ambiente y de contribuir, también, a nuestro propio ahorro económico.

Con el objetivo de reducir el consumo energético en edificios, se gestó hace unos años la iniciativa Clear-up. Se trata de un proyecto europeo I+D que nació en el seno de la Universidad de Tübingen (Alemania) en 2008, y que actualmente está desarrollando en Cádiz su tercera y última fase: la de demostración final para validar los resultados obtenidos en los laboratorios. Es la residencia universitaria Campus, ubicada en la plaza de la Catedral, la que alberga las nuevas tecnologías en las que han estado trabajando los investigadores; y ello, gracias a uno de sus socios, la empresa Acciona, que desde hace años gestiona este equipamiento de la Universidad de Cádiz.

Acciona es la representante española en el grupo de grandes empresas europeas, universidades y centros de investigación especializados en edificación y tecnología que, bajo el séptimo Programa Marco de la Unión Europea, decidieron unirse para aplicar sus respectivos conocimientos a esta innovadora iniciativa.

Juan Ramón de las Cuevas, responsable de Acciona que coordina el proyecto Clear-up en Cádiz, explicó ayer 'in situ' a otros socios de este programa el desarrollo de la fase de experimentación. "Los nuevos componentes se han instalado en cinco de las 87 habitaciones que posee la residencia; mientras que otras cinco, en las que no se ha incorporado esta tecnología, se han tomado como 'testigo' para comparar las diferencias entre los resultados obtenidos en unas y otras, de manera que se pueda comprobar de manera fehaciente la mejora en parámetros como la eficiencia energética y la calidad del aire interior". Es por ello que en esas diez habitaciones se han instalado sensores que, durante un año, remitirán información detallada a una universidad de Praga, donde será cotejada por investigadores.

Fue en agosto de 2011 cuando se introdujeron las tecnologías en las estancias, aunque ha sido en junio de este año cuando se ha iniciado la recopilación de información a través de los sensores, compartió De las Cuevas durante la visita al centro.

Para la gestión del ambiente interior, Clear-up trabaja con cuatro componentes principales que se han implementado en la residencia Campus. Uno de ellos, como señaló el responsable de Acciona, es una pintura fotocatalítica (creada por la empresa italiana CTG Italcementi Group) "que limpia el aire de las estancias, es decir, absorbe los propios contaminantes del aire que producimos las personas al respirar, así como las sustancias que sueltan determinados aparatos, como uno de aire acondicionado o una freidora". Con esta tecnología puntera se ha pintado la sala de la televisión de la residencia, y sus resultados están siendo controlados por sensores proporcionados por la compañía Siemens y que se han colocado en el techo. Esos sensores, instalados también en las diez habitaciones, controlan constantemente la temperatura, la calidad del aire y la humedad de la habitación, además del consumo energético y eléctrico de los aparatos de aire acondicionado. Asimismo, se ha mejorado el aislamiento de cinco dependencias con ayuda de unos paneles de vacío ubicados en su fachada, que asoma a un patio. "Gracias a las propiedades de los materiales empleados en este aislamiento, se reduce tanto el paso del frío como del calor en el interior de la estancia", aseguró De las Cuevas. Y por último, mostró el funcionamiento de las ventanas electrocrómicas, capaces de reducir los cambios de temperatura y la necesidad de luz artificial modificando su apariencia de manera automática, ya que se oscurecen según las condiciones externas y las necesidades de los habitantes.

"El objetivo inicial del proyecto Clear-up es mejorar la eficiencia energética de los edificios entre un 5 y 35%, y con los resultados obtenidos ya en estos tres meses de prueba en Cádiz nos hemos situado en una horquilla del 16-20%. Está bastante bien, aunque la intención es seguir mejorando en los próximos meses", indicó el coordinador de Acciona. Al término de la visita, el experto destacó que las innovaciones desarrolladas "se podrán aplicar tanto para rehabilitar edificios ya existentes como para edificios de nueva construcción".

Hay necesidad de ahorro energético, y nada mejor que conseguir este objetivo logrando, a su vez, mejorar la confortabilidad y la eficiencia energética de los hogares y las oficinas, lugares en los que se estima que los europeos pasan una media del 90% de su tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios